AFA caliente: de “guapos por Zoom” a “los pantalones bien puestos”

La primera reunión de la Liga Profesional fue intensa. Con Tinelli y Tapia fuera de escena, los dirigentes se pasaron factura. Picantes diálogos: Fassi contra el resto. Los detalles.

A esta hora del sábado, todavía resuena en la cabeza de los dirigentes de la Liga Profesional de Fútbol el caliente cruce de palabras que se produjo el viernes por la noche en la reunión virtual, la primera que contó con la participación de los 24 clubes. Después de que Claudio Tapia y Marcelo Tinelli dieran sus informes y se retiraran del Zoom, empezó un duro intercambio entre Andrés Fassisiempre crítico con las decisiones que se toman en la AFA y cuatro dirigentes que salieron a contestarle: Cristian D’Amico (vice de Newell’s). Ricardo Carloni (vice de Central), Gabriel Pellegrino (presidente de Gimnasia) y Hernán Arboleya (vice de Lanús)

1) El presidente de Talleres, que previamente les había pasado a sus pares un listado de temas a discutir, criticó la salida de Tapia y de Tinelli de la videoconferencia“Si quieren debatir en serio, yo estoy acá. Pero si el señor Tapia y el señor Tinelli van a ser los que tomen las decisiones por todos nosotros, no estoy de acuerdo. Si quieren que sigamos como hasta ahora, nos vamos a seguir mintiendo entre todos. Es una falta de respeto que se hayan retirado de la reunión. Se suponía que era un encuentro para hablar de muchas cosas”. Y enumeró: salarios y jugadores libres, créditos blandos para deudas contraídas durante la pandemia, formato de torneos y cantidad de equipos, renegociación de los ingresos de la televisión…

) Como Fassi venía de encolumnarse detrás de los palos de Gallardo a la AFA, y atacado a los dirigentes en una nota con Olé (“Ojalá tuvieran los pantalones del técnico de River”), los representantes de los otros clubes lo estaban esperando agazapados… Y D’Amico fue el primero en marcarle la cancha: “No es ideal salir a hablar en los medios y mostrar disconformidad cuando tranquilamente lo podemos hablar puertas adentro. Se está trabajando en diferentes áreas”.

3) Como Fassi insistía en que como Tapia y Tinelli ya no estaban no se podía hablar, D’Amico le pasó una factura de vieja data: «Yo tomo nota de lo que decís Fassi, y quiero aclararte que nuestro club se sustenta con el ingreso de dinero de sus socios. En cambio, el club del que sos presidente y respeto mucho, ha tenido ingreso de dinero del exterior«, en referencia a que el cordobés es accionista del Grupo Pachuca. Y le respondió: «D’Amico, D’Amico, D’Amico, te invito a ver como gestioné Talleres durante estos cinco años».

4) Arboleya, que además de ser dirigente del Grana, es vicepresidente 2° de la Liga, intentó mediar: “No estamos para discutir cuestiones personales, Fassi. La única verdad es la realidad, y todos vemos lo que pasa en el país. Nosotros estamos trabajando, quizás no sea de la forma en la que a usted le gustaría que se trabaje, pero acá se está trabajando. No saquemos los pies del plato. Algunos de los comentarios que hace en los medios irritan a los dirigentes de los clubes. Podemos manejar de forma diferente nuestros clubes. Acá muchos pueden opinar distinto, pero se trata de buscar un consenso. Le pedimos respeto por los que queremos trabajar”.

5) Entonces, Carloni se sumó al “debate”“Si usted no está conforme con algo, hay que arreglarlo de puertas para adentro, porque estamos dando una imagen lamentable. Usted insinuó que no tenemos autoridad moral. Generó un enojo mayoritario». 

6) Y Fassi arremetió: «Escuchen una cosa. Lo que acabo de decir es lo mismo que dijo el Presidente de la República hace unos días. ¿Por qué no salió ninguno de ustedes a decirle a Alberto Fernández que estaba equivocado? ¿Por qué no tuvieron pantalones para criticar al Presidente de la República como me están criticando a mí?».

7) Luego de un silencio, Carloni recogió el guante y escupió: “Yo le respondo a usted porque está a mi misma altura. Usted está en México y yo en Argentina. ¿Usted sabe que en México suspendieron los descensos por muchos años? ¿Y nos viene a hablar de irregularidades a nosotros? Y le aclaro que tengo muy bien puestos los pantalones, muy bien puestos los tengo. Yo a usted no lo vi nunca en la Superliga”, lo cual es cierto porque quien concurría a las reuniones por el equipo cordobés era Rodrigo Escribano.

8) Justamente, desde México, Fassi disparó: “El fútbol argentino sigue estando mal. Llevamos 30 años así. Yo tengo respeto por todos. ¿Dónde está la autonomía de la Liga? De ustedes no habla ninguno, porque como sus equipos están peleando el descenso, se callan la boca porque quieren suspender los descensos. Eso pasa …”.

9) Carloni, cuyo Rosario Central es uno de los comprometidos con los promedios, volvió a hacerse cargo: “Ya estás hablando de más. Te estas pasando de la raya y estás boqueando mal Andrés … Pará un poco”.

10) Pellegrino, el pope del Lobo, se desmuteó y dijo: “Es difícil discutir por esta vía. Las formas son importantes, y tus formas (a Fassi) no son las ideales. Es imposible. En algún momento nos vamos a poder juntar. Yo no estoy de acuerdo con Fassi, pero no me parece que se pueda hablar por acá. Nadie se puede hacer el guapo por zoom. Hay que hablar las cosas en persona. Fassi, si a vos Tapia y Tinelli no te atienden, replanteá la forma en la que presentás el tema, porque a nosotros nos atienden a todos. Pero no acusemos a los demás de hablar o no hablar, de tener o no tener pantalones. ¿Quién quiere sacar patente de guapo en esta reunión? ¿Quién? ¿Se quieren hacer guapos por zoom?”.

11) Carloni se volvió a dirigir a Fassi: “Dejemos de ir a los medios, que son los que nos achuran después a nosotros. Si nos tenemos que llamar por teléfono, llamemos y digamos las cosas que haya que decir, en la cara”.

12) Pellegrino reafirmó esa idea: “No está bueno que salga en los medios y dé a entender que él es el único honesto es él. Mentira. No jodamos. Por que en un mes, cuando nos juntemos, va a tener que bancar la parada de lo que dijo acá en el Zoom o en los medios”.

Para ese entonces, Fassi se había desconectado. En definitiva, no hablaron de torneos, ni de fechas de regreso para jugar, ni para entrenarse. La única idea limpia fue, desde el lunes, empezar a juntarse en comisiones para reformular los reglamentos financieros, plantear formatos de competencia y tratar temas impositivos.