El Rojo mete una pausa

El cuerpo técnico tomó la decisión de darle algunos días libres al plantel. En principio, volvería al trabajo el 6 de julio.

Interpretó que llegó el momento de pisar el freno, hacer una pausa y comenzar a pensar en el futuro. Lucas Pusineri​ y su cuerpo técnico tomaron una decisión en la jornada de ayer. Luego del entrenamiento matutino que los futbolistas realizaron en sus hogares y que fue dirigido a través de la aplicación Zoom, el entrenador les informó a los jugadores que les dará algunos días libres para que puedan despejar un poco la cabeza, darle un cierre a esta primera etapa de entrenamientos a distancia para renovar el aire y comenzar de nuevo con otras energías.

El último partido que disputó Independiente fue el 14 de marzo, ante Vélez. El lunes 16 fue la última vez que los jugadores se vieron las caras en el predio de Villa Domínico. Desde ese momento pasaron 104 días y hubo 91 jornadas de entrenamiento.

Lo que aún no está definido es hasta cuándo los futbolistas estarán libres de actividad. La idea del entrenador es, en principio, que el parate dure hasta el lunes 6 de julio, aunque no hubo una confirmación oficial ya que se irá definiendo sobre la marcha. Pusineri quiere esperar un tiempo para que, al momento de regresar, pueda tener un panorama un poco más claro acerca del plantel con el que va a contar. El martes culminan los contratos de Andrés Roa, Leandro Fernández y Diego Mercado e intentarán retenerlos.