Piden vincular a Carlos Lehder en el crimen de Lara Bonilla

El congresista colombiano Rodrigo Lara Restrepo pidió este jueves a la Fiscalía que vincule al proceso por el asesinato de su padre, el exministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla, a Carlos Lehder, antiguo capo del Cartel de Medellín que se instaló en Alemania después de pagar 33 años de cárcel en EE.UU.

En una carta dirigida a Etna Niño, fiscal especializada de la dirección contra Violaciones de Derechos Humanos, Lara Restrepo solicitó «la vinculación, mediante indagatoria», de Lehder porque «es de público conocimiento que la orden directa para la ejecución» de Lara Bonilla «fue impartida por la cúpula» del Cartel de Medellín.

«Como la orden de vinculación debería suponer, dada la gravedad del caso, la detención del señor Lehder Rivas, pido desde ahora que se disponga lo necesario para, inclusive, solicitar su extradición para que responda por las conductas en las que participó, que continúan en perenne impunidad», añadió Lara Restrepo, miembro de la Cámara de Representantes por el partido Cambio Radical.

Su padre, Rodrigo Lara Bonilla, fue asesinado el 30 de abril de 1984 por sicarios que se movilizaban en una motocicleta y que le dispararon en una avenida de Bogotá cuando se desplazaba en su vehículo oficial de ministro de Justicia del entonces presidente Belisario Betancur.

En la huida, Iván Darío Guisao, el hombre que disparó contra el ministro, murió al caer de la motocicleta y el conductor de esta, Byron Velásquez, fue capturado y condenado a 21 años de cárcel.

La Fiscalía declaró el crimen de Lara Bonilla como de lesa humanidad en julio de 2011, y desde entonces ha decretado más de 50 pruebas y diligencias para esclarecer quiénes fueron los mandantes del asesinato.

LA EXTRADICIÓN DE LEHDER

El caso volvió a ganar notoriedad la semana pasada luego de que Lehder saliera de la cárcel en Estados Unidos y viajara a Alemania, país del cual también es ciudadano y donde no tiene cuentas pendientes con la justicia.

Lehder fue capturado en Colombia en febrero de 1987 y extraditado de inmediato a EE.UU., donde fue condenado inicialmente a dos cadenas perpetuas más 135 años de prisión por narcotráfico, pero tras una serie de negociaciones y colaboración con la justicia de ese país obtuvo una rebaja de pena que ya purgó.

El narcotraficante fue uno de los socios de Pablo Escobar, capo del Cartel de Medellín, y coordinaba una flotilla de aviones para el transporte de cocaína de Colombia a Estados Unidos.

El asesinato de Lara Bonilla llevó al presidente Betancur a aprobar la ley de extradición de colombianos y tres años después Lehder fue el primer capo de las drogas en ser entregado a la justicia estadounidense. (EFE)