Un ídolo de Boca pidió a Gallardo para la Selección

Uno de los máximos referentes de la historia xeneize dijo que le gustaría ver al Muñeco con el buzo celeste y blanco. Eso sí, dijo que no le gustó que haya “escupido para arriba” después de la final en Madrid.

Que Marcelo Gallardo tiene condiciones para calzarse el buzo de la Selección no es ninguna novedad. De hecho, desde hace varios años se lo viene nombrando para tomar las riendas del combinado nacional. El Muñeco ya lleva conquistados 11 títulos en River en seis años de gestión al frente del Millonario, entre ellos dos Copas Libertadores, además de llegar a semis en 2017 y a la final en 2019. Por eso, no sorprende que diferentes personajes del fútbol lo candidateen para ocupar el cargo que hoy ocupa Lionel Scaloni. Sin embargo, sí llama la atención cuando ese pedido viene de parte de uno de los máximos ídolos de Boca.

Sí, Roberto Mouzo, el jugador que más veces defendió la camiseta azul y oro, fue quien elogió al Muñeco y dijo que le gustaría verlo en el banco celeste y blanco. «Para mí, Gallardo tiene que ser el técnico de la Selección Argentina», sostuvo el ex zaguero, aunque a la vez señaló que no le gustaron «algunas cosas que hizo tras la final en Madrid», porque «nunca hay que escupir para arriba».

Mouzo es fana de Boca y desarrolló casi toda su carrera en el club. Surgió de las Inferiores y rápidamente se convirtió en referente. Ganó seis títulos: Metropolitanos 1976 y 1981, Nacional 1976, Libertadores 1977 y 1978 e Intercontinental 1977. Pero fue tal su caballerosidad dentro de la cancha que se ganó el respeto de todas las hinchadas, incluida la de River. «Yo dejaba todo por Boca, pero siempre con mucho respeto por el rival. Por eso hasta el hincha de River me para y me felicita«, contó Roberto en diálogo con Cadena Xeneize.

Y a propósito del Millo, contó otras dos historias. Una, cuando un joven Daniel Passarella pasó por La Candela antes de debutar en Sarmiento de Junín y triunfar en el Millonario. «El día que vino a probarse le presté unos tapones para los botines. Yo no lo conocía. Y cuando Boca me dejó libre en 1984, me vio corriendo por la calle, paró con la camioneta y me ofreció ir a River. Pero le dije: ‘No, ni loco’«.

La otra historia está relacionada con la famosa final contra River del Nacional 76, que durante años fue el único enfrentamiento mano a mano que definió un título entre los dos clubes más grandes de la Argentina y que el Xeneize ganó 1-0 con gol del Chapa Suñé, de tiro libre. «Todavía tengo la camiseta de esa final. Me la quisieron comprar por 500 mil pesos cuando el dólar estaba a 40. Pero no la vendo de ninguna manera. Aunque necesite la plata, esa camiseta no se vende«.