Bonos: dicen que hay oportunidad en arbitrajes

Lunes 20 de julio 2020

A la demanda que ya experimentaban le sumó interés la decisión -se envió proyecto al Congreso- de darle igual tratamiento que a la jurisdicción extranjera.

Los precios de los bonos soberanos en dólares emitidos bajo ley local venían mejorando a medida que avanzaba la reestructuración de la deuda de legislación extranjera y tomaron aún mayor impulso por la decisión del Gobierno de darles igual tratamiento a ambas jurisdicciones (enviando un proyecto al Congreso en ese sentido). Precisamente, por la mejora en las valuaciones, hay quienes ven oportunidades de arbitraje que permitan a los inversores de ley local colocarse en títulos soberanos cubiertos por normas neoyorquinas.

Un documento reciente de la consultora Delphos Investment había señalado: “Teniendo en cuenta la tasa implícita que descuentan los bonos en relación con los posibles nuevos flujos, podemos decir que la diferencia entre ambas legislaciones se acorta. En relación con los arbitrajes, habrá que seguir de cerca el ratio entre el Bonar 37 y el Centenario, ya que ambos ‘pricean’ un rendimiento implícito similar”.

Ante esta oportunidad de arbitrar bonos que señala Delphos, Ámbito consultó a Leonardo Chialva, socio de la firma, cuál le parece la mejor decisión para un inversor: “Hoy tiene que ver con el gusto personal, ya que se puede hacer a un precio muy barato. Se puede arbitrar DICA contra DICY, PARA contra PARY, también. Todos están para ser arbitrados si uno se siente más cómodo con ley internacional que con ley local”.

Por su parte, Martín Saud, senior trader de Balanz Capital, añadió: “Los bonos de ley local fueron altamente demandados últimamente, lo que generó un alza en sus precios. El Bonar 20 o el 24 ya se encuentran en paridades por encima de los bonos de ley Nueva York. En estos niveles vemos con buenos ojos realizar el swap ley local por ley Nueva York”.

Un informe de Capital Markets indicó, en tanto: “A estas paridades seguimos sugiriendo la estrategia de pasar de los títulos de ley local a la ley internacional, especialmente en la parte corta de la curva”.

Por otra parte, algunos de los bonistas (los tenedores de Letes y de Bonar 2020, 2022, 2023 y 2024) podrán optar por hacerse de títulos en dólares (con vencimientos a 2030, 2035 o 2041) o aceptar bonos en pesos ajustados por CER con vencimientos en 2026 y 2028. Los especialistas consultados al respecto aún no ven motivación para posicionarse en los bonos en moneda local y recomiendan los instrumentos dolarizados.

“Los bonos AO20 y AY24 pueden ser canjeados por títulos CER, pero considerando el dólar MEP al día de hoy y las exit yields que prevemos, no hay incentivo a solicitar estos títulos por el momento. De todas formas, iremos actualizando este análisis de acuerdo con la curva CER y el MEP para tomar la decisión más conveniente al momento del canje”, consignó Federico Broggi, analista de Invertir en Bolsa.

En tanto, desde la mesa de operaciones de SBS, sostuvieron: “Para un inversor con posición en bonos ley local, consideramos lo más apropiado las opciones de los nuevos bonos 2030 y 2035 (ambos en dólares) por su mayor valor de recupero relativo. Lo que es importante mencionar es que la opción de no ir al canje luce muy arriesgada, por no contar con la protección de la ley extranjera, con lo que a priori no sería recomendable no participar”.

“El atractivo de canjear los viejos bonos por los nuevos CER es nulo”, sentenciaron desde Delphos Investment. Y añadieron al respecto: “Sólo sería atractivo realizar dicho canje en el caso de observarse una fuerte contracción de la brecha cambiaria, cosa que parece muy poco probable, o en caso de darse una compresión de tasas en la curva de rendimientos de títulos que ajustan por CER, de por lo menos 400 puntos básicos”.