Europa quiere acabar con el principal problema de Netflix cuando te vas de vacaciones

MIERCOLES 15 DE JULIO 2020

El geobloqueo es una de las mayores limitaciones que imponen las plataformas de streaming a la hora de ofrecer servicios en distintos países.

La Comisión Europea ha empezado a estudiar una de las limitaciones más habituales en las plataformas de streaming y que supone una queja común entre los españoles que viven en otros países: el geobloqueo. Como bien saben estas personas, no puedes suscribirte a Netflix España y verlo en Reino Unido, por ejemplo; tienes que suscribirte a la versión de allí.

Esta situación se ha empezado a valorar en la Comisión Europea tras una queja de la que lleva hablándose desde junio de 2019, cuando se calificó esta medida de Netflix como una «práctica discriminatoria» que «impide a los ciudadanos europeos ejercer sus plenos derechos como consumidores«.

En el objetivo de tener una Unión Europea cada vez más compacta y conectada estas medidas van contracorriente al afectar al mercado único comunitario y marcar unas fronteras que desde Bruselas luchan por eliminar en lo posible.

Además pone el foco sobre un importante tema a debatir, la diferencia entre lo analógico y digital. Por poner un ejemplo, si alguien puede suscribirse a una revista en papel de otro país, ¿tiene sentido que no pueda hacerlo a su versión digital? ¿El mundo digital debería tener más trabas comerciales que el analógico? Este aspecto incluye otros factores que van más allá del mercado y que serán realmente interesantes para dibujar el futuro.

Eliminar el geobloqueo pondría en una situación distinta a las plataformas. Para empezar las obligaría a contratar los derechos de sus productos para todos los países de la Unión Europea, aspecto que de momento evitan. Además, los que vivan en otros territorios podrían ver las series de sus países sin ningún problema y el mismo día.

Pero también hay que sumar al debate cuestiones como los derechos de autor, de emisión y las trabas que pueden encontrar estas plataformas a la hora de comprar productos de terceros. Negociar por países permite mucha flexibilidad y también llegar a contratos muy concretos con televisiones nacionales.

Pero la decisión de Bruselas no será rápida, de momento se presentará un informe en septiembre y después se volverá a debatir si se sigue adelante con el tema del geobloqueo o si continúan las limitaciones que imponen estas plataformas de streaming.