Generadores de talentos

Viernes 24 de julio 2020

Los hermanos Atilio y Enrique Luna son los responsables de la proyección de varios futbolistas que llegaron a primera división

En silencio y con mucha dedicación los hermanos Luna se ganaron un lugar de privilegio en el fútbol infantil de la Asociación Rosarina, ellos son Atilio y Enrique históricos en Tiro Federal. En los años en esta actividad como entrenadores lograron formar y lanzar al profesionalismo a grandes jugadores que se iniciaron en el baby fútbol. Los casos puntuales son: Gastón y Franco Avila (hermanos de Ezequiel “Chimi”, hoy en la liga española), Maximiliano Lovera, Mauricio Sperduti, Leonel Rivas y otros.

“Hace 23 años que estoy en captación de jugadores y siempre apuntando a los chicos que deben comenzar a jugar en cancha de 7. Es una actividad muy linda y a la vez me llena se orgullo cuando algunos de los chicos llegan a primera” confió Atilio Luna actual coordinador de la entidad de barrio Ludueña.

De primera. MximilianoLovera, Leonel Rivas y Gastón Avila, fueron dirigidos por los hermanos Luna en Tiro Federal.

De primera. MximilianoLovera, Leonel Rivas y Gastón Avila, fueron dirigidos por los hermanos Luna en Tiro Federal.

El mayor de los hermanos contó como incursionó en el fútbol infantil.“Después de retirarme del fútbol (Argentino, Tiro Federal y varios equipos de la región) y con la llegada de Carlos Dávola a Tiro me puse a trabajar en la captación de jugadores. A partir de ese momento con los entrenadores pudimos armar muchos equipos competitivos que después fueron campeones en sus diferentes categorías. Como siempre digo, yo buscaba los jugadores y Enrique los trabajaba. Esa fue la consigna de los Lunas” contó Atilio.

En el medio de su trayectoria, Atilio vivió momentos difíciles. “En el 2017 me detectaron un tumor en el hígado, estuve 21 días internado y a su vez me infecté con un virus intrahospitalario. Gracias a Dios pude salir de esa pesadilla y después retomé mis actividades normalmente”, dijo el coordinador de Tiro que se aferró a los afectos para salir de esta enfermedad. “Sin el apoyo de mi familia no podría haber realizado todo lo que hice en estos años. Y también le agradezco a Tiro y a mis amigos por haberme bancado con cariño para salir adelante”.

Categoría  2005. Los tigres conducidos por Atilio y Enrique  en el torneo 2018.

Categoría 2005. Los tigres conducidos por Atilio y Enrique en el torneo 2018.

En tanto Enrique, también con pasado como jugador de Argentino y Tiro, tras el retiro comenzó a dirigir a los pibes en los clubes de la zona oeste rosarina. “En esta profesión llevo 20 años dirigiendo a equipos que participan en la Rosarina. Comencé en el club Infantiles Jesús, María Reina, 7 de Setiembre, Banco, Social Lux y desde el 2010 estoy ligado a Tiro. Siempre me gustó dirigir las categorías del baby y en cancha de once, décima y predécima. También pude dirigir primera”, concluyó Enrique Luna.