Hilda Duhalde criticó a Bonafini: “No es momento para el odio ni para intentar marcarle la cancha al Presidente”

Sabado 18 de julio 2020

“No pueden cuestionar con quien se reúne porque necesitamos de todos”, dijo la ex senadora, que se manifestó muy preocupada por estas críticas de «personajes nefastos» y se mostró pesimista sobre la situación social que para ella es “mucho peor que la del 2001”

Consultada acerca de las críticas formuladas desde sectores internos del kirchnerismo hacia el presidente Alberto Fernández, Hilda Chiche Duhalde dijo que las vivió con gran preocupación, y que creía que lo mismo les pasó a muchos argentinos. Y no tuvo reparos en calificar de “personajes nefastos” a los kirchneristas que, según ella, salieron a “marcarle la cancha” al Presidente.

La ex Primera Dama hizo estas declaraciones en CNN Radio, entrevistada por Fernando González para el programa “País adolescente”.

Consideró fuera de lugar todo tipo “de declaración que intente marcar la cancha de lo que debe hacer el Presidente”. “Podemos sugerir ideas pero hubo muchos agravios y es muy doloroso, no es bueno para la tarea que él tiene que enfrentar, que no es nada fácil”, fundamentó.

Reconoció que había sido “una jugada muy inteligente de Cristina (Kirchner) ubicar a Alberto en el lugar que lo ubicó”. Pero “ahora él es el presidente de la Nación y hay que ayudarlo”, agregó.

Para subrayar las dificultades que enfrenta el Presidente en su gestión, recordó que cuando Alberto Fernández estaba apenas terminando los cien primeros días de gracia de toda gestión, apareció la pandemia.

“No es momento para el odio -subrayó-. Es un momento de construir. No pueden cuestionar con quien se reúne(el Presidente) porque nosotros necesitamos de todos, de todos los sectores, de todos los cultos…”

“Cristina se mantuvo silencio mucho tiempo pero aparecen personajes nefastos, personajes que se manifiestan desde el odio”, dijo.

Y no dudó en precisar que se refería, entre otros, a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien recientemente le envió a Alberto Fernández una carta que hizo pública cuestionando la invitación a empresarios a acompañarlo en el acto del 9 de julio.La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini EFE/Tono Gil/Archivo
La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini EFE/Tono Gil/Archivo

“Lo que le paso a Hebe le pasó a un montón de madres, y han podido construir algo positivo y convertirlo con amor, un ejemplo es (Graciela) Fernandez Meijide, un ejemplo es Estela de Carlotto, las Madres del Dolor, las Madres del Paco, que han convertido la pérdida de sus hijos en algo positivo”, dijo Chiche Duhalde.

Y agregó sobre los dichos de Bonafini: “Sus manifestaciones son tan terribles que a veces hasta justificarían la intervención de un fiscal”.

Vale recordar que en su texto Bonafini acusó a los empresarios de explotadores, saqueadores y de haber participado de la desaparición de personas.

“Me parece que estamos bastante flojos en cuanto a no ponernos firmes en lo que hay que hacer -escribió la titular de Madres-. Me parece que se le está yendo la mano. Hay que ponerse firmes. ¿Quién gobierna, Fernández?”

“Sería importante que alguien les pida un impasse”, replicó Hilda Duhalde. “Tal vez Cristina lo pueda hacer”, sugirió. Y dijo que a la Vicepresidenta la veía “distinta, más conciliadora”, aunque aclaró que no había tenido “jamás conversaciones con ella”, sí su esposo, Eduardo Duhalde.

“Es posible que a ella le haya tocado vivir cosas que tienen que haberle dejado enseñanzas”, expresó.

En cuanto a la situación social, la calificó como “mucho peor que la del 2001”. Recordó que en el año 1974 Argentina tenía entre un 4 y un 5 por ciento de pobres y que ahora la población que está en la pobreza supera el 50 por ciento. Sugirió “terminar con un exceso de planes”. “A cada problema, un plan. Dejemos de tener tantos planes, tengamos uno solo y con contraprestaciones claras”, exhortó.

“Va a haber que trabajar durante décadas en la educación y en el concepto del trabajo; la reconstrucción va a llevar décadas”, vaticinó. “Creo que puede venir un futuro mejor pero a muy largo plazo; yo no lo voy a ver, porque son varias generaciones que hemos perdido y hay que recuperarlas”, fue su diagnóstico.