La industria atenuó ritmo de caída, y bajó en junio 12,5%

Viernes 24 de junio 2020

Creció 7,4% contra mayo por una mayor flexibilización de la cuarentena, según estimó la consultora Orlando Ferreres, aunque alertó que «los plazos de reactivación se están alargando».

La actividad industrial atenuó su ritmo de caída en junio, y se contrajo 12,5% respecto a igual mes de 2019, en tanto que registró un repunte de 7,4% en relación a mayo, a partir de una mayor flexibilización del confinamiento y el reinicio de operaciones de los sectores fabriles en la mayoría de las regiones del país. Los datos surgen del relevamiento del Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres, que estimó que la producción industrial acumuló en el primer semestre del año una baja de 12,8% interanual. La consultora señaló que en junio la actividad manufacturera “continuó recuperándose del pozo al que había llegado en abril” por el impacto del aislamiento preventivo, social y obligatorio en todo el país.

Sin embargo, el análisis advirtió que “los plazos de reactivación se están alargando, y la industria muestra un nivel de actividad general similar al exhibido en marzo, aunque con fuertes diferencias en la evolución particular de cada sector”. Así, el informe indicó que todos los sectores mostraron caídas en junio, y explicó que “la mejora se produjo gracias a la recuperación parcial de los rubros de maquinaria y equipo, metales básicos y minerales no metálicos, que mostraron los peores resultados en los meses previos.  “Particularmente, la caída anual de 34,5% en la producción automotriz, que hubiéramos considerado un verdadero desplome en otro momento, es en el actual contexto una gran mejora respecto de la nula producción de abril y la caída de 84,1% de mayo”, argumentó. En cuanto a las perspectivas para los próximos meses, la consultora planteó que “ya no se espera un rebote que ubique a la industria en los niveles que mostraba en 2019”  Según su visión,  la extensión de la cuarentena  “con el actual sistema intermitente” junto con la profundización de la recesión económica y la caída de la demanda interna “atentará contra una reactivación industrial temprana”. Rubros. El sector de Maquinaria y Equipo evidenció la retracción más pronunciada en el primer semestre del año con un descenso de 32,3% interanual. En  junio registró una merma de 28% interanual, mejorando frente a los los desplomes de abril (-69,2%) y mayo (-57,3%) por el impacto del derrumbe de la industria automotriz en esos dos meses. Por su parte, Minerales no metálicos, ligado a la construcción, mostró en junio una caída  de 10,3%, y es el mejor resultado exhibido en lo que va del año, y totalizó en el primer semestre una contracción de 30,3%. El empuje en el mes estuvo dado por la producción de cemento portland, que verificó una disminución de 6,9%, luego de exhibir hundimientos de 46,6%, 55,1%, y 32,9% en marzo, abril y mayo respectivamente.  A su vez, la rama de Metálicas Básicas tuvo en junio una baja de 36,6% interanual, muy inferior a las caídas de 67% y 53,4% de abril y mayo, y sumó en el semestre una disminución de 23,6%. El informe puntualizó que la producción de acero crudo se retrajo 41,4%, los laminados en caliente cedieron 31,7% y los terminados en frío cayeron 22,0%, mientras que  la producción de aluminio se contrajo 43,1%.