Los dirigentes de Newell’s y Central, pesimistas sobre el regreso a los entrenamientos en agosto

Jueves 23 de julio 2020

Ricardo Carloni y Cristian D’Amico, vicepresidentes del Canalla y la Lepra, admitieron que tras la charla que tuvieron con el doctor Pedro Cahn será muy difícil volver a las prácticas. «Hasta nos dijo que si fuera presidente de un club, él no enviaría a su equipo a jugar a  Brasil», coincidieron

La charla virtual que el presidente de AFA, Claudio Tapia, la Comisión Médica del organismo y los dirigentes de todos los clubes de la Liga Profesional y la Primera Nacional mantuvieron con el asesor sanitario presidencial Pedro Cahn pulverizó el optimismo que reinaba en el fútbol argentino sobre el regreso a los entrenamientos en agosto.

Ricardo Carloni, vicepresidente de Rosario Central, y Cristian D’Amico, vice de Newell’s, asistieron a la exposición del facultativo y admitieron que lo exhibido los dejó sumamente preocupados. Ambos hablaron en Zapping Sport y aceptaron que la curva en alza de la pandemia saca el foco de la vuelta de la actividad.

«El médico dijo que no ve factible poder comenzar los entrenamientos próximamente ni mucho menos establecer la fecha de torneo», manifestó Carloni. «Es más, hasta dijo que si él fuera un presidente de un club, no enviaría jamás a sus jugadores a jugar a Brasil«, añadió D’Amico, refiriéndose al partido por la Libertadores que el 17 de septiembre debería jugar River.

El dirigente leproso subrayó que «antes de la charla era optimista para empezar a entrenar en agosto, pero después de la charla, de lo que dijo el doctor, vas tomando consciencia. Y no creo hoy que podamos empezar en los primeros días de agosto a entrenar».

Según Carloni, «Cahn no aconseja ni las prácticas ni la competencia. Y habló del protocolo de AFA, reafirmando que los entrenamientos tienen que ser en burbuja de seis jugadores para, si hay un caso, aislar a ese grupo y no a todo el plantel. Que deben ir en vehículos con no más de dos personas, tomarse la temperatura, no compartir mate y hacer testeos cada 72 horas».

D’Amico puso el acento en la necesidad de cuidarnos: «La cantidad de muertos es tremenda y la salud es lo priotario. El fútbol es lo más importante de lo menos importante: antes están la salud, la familia, la libertad. Y viendo las curvas, que estamos en el pico, lo veo muy difícil. Ojalá cambie, pero hasta la semana que viene no tendremos un panorama claro sobre la vuelta a los entrenamientos».

Carloni puso en duda hasta los torneos internacionales: «Es muy compleja la situación y hoy la frontera está cerrada. Conmebol estableció un calendario, pero no se sabe si los planteles podrán venir o viajar. Si viajan, deberán hacer cuarentena al volver. Y si alguno entra al país, lo mismo«.

Finalmente, D’Amico remarcó: «La semana que viene Chiqui Tapia se reuniría con Ginés (González García, ministro de salud), pero si tenés ciento y pico de muertos por día en el país, el fútbol pasará a segundo plano. Tal vez en un par de meses, cuando el clima ayude, quizás empiece a bajar y podemos pensar en la vuelta. Pero ahora nos tenemos que seguir cuidando».