¿Quiénes son los acusados por el espantoso crimen del policía y por qué lo mataron?

Jueves30 de julio 2020

Los detenidos son conocidos como «El Loco» y «La Fiera». A la víctima la masacraron de casi 300 puñaladas, le mutilaron genitales, nariz, lengua, tetillas, dedos y una oreja que le dejaron adentro del estómago.

La Justicia dictó este lunes la prisión preventiva por seis meses para los dos hombres acusados de matar de más de 100 puñaladas a un ex policía en la ciudad neuquina de Cutral Có.

Durante una audiencia de control de acusación realizada por videoconferencia, el fiscal del caso, Gastón Liotard, acusó a Rodrigo Leiva Carrasco, de 42 años, y Daniel Ceferino Silvera, de 49, por el homicidio de Juan Horacio Panitrul, un policía de 31 años atacado el pasado miércoles en el departamento de uno de los imputados en el barrio San Martín, de esa localidad a 120 kilómetros de la capital de Neuquén.

«Los acusados ataron a la víctima en las muñecas con vendas y la atacaron con armas blancas», confirmó la el Ministerio Público Fiscal en su dictamen. Si bien el fiscal había informado días antes a LM Neuquén que Panitrul habría sufrido al menos “237 puñaladas, fractura de maxilar, golpes en la cabeza e importantes mutilaciones”, la Justicia confirmó que «le dieron alrededor de 110 puñaladas en todo el cuerpo», el cual fue encontrado el viernes.

Panitrul, consta el expendiente, murió de traumatismo de cráneo previo a la masacre.

Además, con una única cuchilla, le dieron puñaladas con lapsos de tiempo en el medio, no fueron seguidas. Le mutilaron la lengua, la oreja, que luego pusieron adentro del ombligo, que abrieron a cuchillazos. También le cortaron la nariz, los genitales y las tetillas. El cuerpo fue lavado y movidoapareció entre dos colchones, detalló el fiscal de la causa.

Otro hallazgo en el cuerpo fue semen, lo que hizo suponer a los investigadores la posibilidad de un vínculo sexual entre los asesinos y su victima. “Muchas de las puñaladas son sexuales, es decir en la zona genital y anal, y presenta otras lesiones que son casi superficiales que rozan el sadismo porque produce un goce en la persona que las realiza porque a la víctima le causa dolor”, indicó Liotard en diálogo con LU5.

A Leiva Carrasco, alias «El Loco» y Silvera, conocido como «La Fiera», los detuvieron sin resistirse. Eran conocidos del barrio San Martín, donde solían reunirse a beber vino y a deambular sin rumbo, pidiendo fiado o limosna en comercios locales. Vecinos también aseguraban que ambos tenían un historial de violencia y peleas.

Panitrul, por su parte, “era oriundo del paraje Lonco Luan pero se había radicado hace algunos años en Cutral Có, donde había formado una familia”, detalló el sitio Cutral Có Al Instante. Fue policía hasta 2017, cuando lo echaron de la Policía por su alcoholismo.

Según establecieron los investigadores por la declaración de los testigos, días antes del tremendo crimen, los vieron acompañados de la víctima. Así también establecieron las cámaras de seguridad de la zona, que registraron a los tres caminando horas antes del crimen.

El fiscal Liotard solicitó que los imputados por «homicidio agravado por ensañamiento, alevosía y la participación de dos o más personas, en carácter de coautores» queden detenidos seis meses, al argumentar que existe riesgo de que entorpezcan la investigación y se fuguen.

Tras tomar nota de la solicitud, la jueza de garantías Patricia Lupica Cristo avaló la acusación y el pedido de prisión preventiva por el plazo requerido por el fiscal.