Condenan a tres años de prisión a un comisario como miembro del grupo delictivo de Alvarado

Martes 08 de setiembre 2020

Es Luis Quevertoque, que fue jefe de la Brigada Operativa de Judiciales que investigó a Los Monos. Aceptó un abreviado por asociación ilícita. Ya son tres policías con sentencia por lazos con el líder de la banda.

El comisario de la policía provincial Luis Quevertoque, subjefe de la Brigada Operativa de Judiciales que investigó a Los Monos en 2013, aceptó una condena a tres años de prisión por haber integrado la asociación ilícita comandada por Esteban Alvarado, un hombre acusado por homicidios que construyó un entramado de empresas económicas para lavar dinero procedente del delito. La evidencia desplegada comprueba para los fiscales que este oficial hizo aportes que le aseguraron a Alvarado el crecimiento de su empresa criminal y también su impunidad.

La relación entre Quevertoque y Alvarado, imputado como cabeza de la asociación ilícita, quedó planteada con evidencias que para los fiscales demuestran contacto a lo largo de varios años. Como indicio de ese lazo se comprobó que el comisario compartió con otros miembros de la red la propiedad de caballos de carrera. Entre estos un ejemplar pura sangre llamado “Cascarudo”, que corría en el Hipódromo de Palermo, el cual Quevertoque tenía en sociedad con Jorge Benegas, considerado mano derecha de Alvarado en sus emprendimientos comerciales.

Quevertoque aceptó la pena por los delitos de asociación ilícita en carácter de autor y en grado consumado, junto con encubrimiento agravado y omisión de promover la persecución y represión de delincuentes, además de incumplimiento de deberes de funcionario público.

Permiso estatal

Los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra le recriminaron al comisario ser uno de los varios jefes policiales que con sus aportes le concedieron a Alvarado un permiso estatal para favorecerlo. Dijeron que con sus acciones y omisiones procuró la impunidad de los crímenes ejecutados por la banda, que proveyó apoyo logístico en el traslado de mercaderías provenientes del delito, que sirvió de nexo entre policías de su división y Alvarado. También que mantuvo reuniones con otros integrantes de la red que visitaban a Alvarado en sus lugares de encierro y que omitió investigar los delitos del grupo. El comisario admitió la culpa que le atribuyeron. Firmó el acuerdo de pena por tres años de prisión y por el tiempo transcurrido en prisión recibió la orden de libertad.

Uno de los puntos más notables de esta acusación es que la evidencia proviene casi plenamente de una causa penal que se formó contra Alvarado por informes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) entre 2013 y 2014 en la Justicia Federal de Rosario que hacia 2016 quedó paralizada. “Este abreviado explica parte de la oscuridad en la que vivió Alvarado cuando había una causa voluminosa que señalaba sus actividades, sus colaboradores y sus delitos”, indicó uno de los investigadores que trabajaron en la acusación.

La fiscalía buscó demostrar que algunos policías de la denominada División Judiciales de la Unidad Regional II de Rosario tenían estrecho contacto con el asesinado empresario con vínculos narco Luis Medina y que luego Quevertoque acredita lazos con gran parte de la banda que Alvarado heredó de Medina. Este comisario, según la acusación, está fotografiado por la PSA con Jonathan Previtera y Jorge Benegas, imputados por ser de la banda de Alvarado. Y existe un informe de la PSA elevado a la Justicia Federal que indica que Quevertoque orquestó una maniobra para desviar camiones de la empresa Tanzi, vinculada con Alvarado, de controles policiales.

En las constancias de pruebas, los fiscales también consignaron una escucha de la PSA de marzo de 2014 donde el oficial José Ramonda le dice al agente Germán Almirón, todos de la División Judiciales, que Quevertoque tiene llegada a Alvarado. “Almirón le pregunta si Luis (por Luis Quevertoque) llega a Luis (por Luis Medina) y Ramonda contesta “a Luis no sé pero Alvarado seguro”, según consta en la página 13 del acuerdo abreviado.

Vínculos

En la imputación del hecho, los acusadores citaron también una diligencia del fiscal federal Santiago Marquevich y del fiscal Diego Iglesias de la Procuración de Narcocriminalidad (Procunar) donde ambos concluyeron que “Luis Medina, Esteban Alvarado y Luis Quevertorque poseen vínculos y su nexo común es Jonathan Previtera”. Previtera, al igual que Banegas, eran personas que visitaron a Alvarado en todos los institutos penitenciarios donde estuvo preso entre 2012 y 2017.

Un informe de la PSA del 25 de febrero de 2015 refiere que el contacto con Alvarado y su entorno es Quevertoque. “Alvarado, Benegas y Quevertoque poseen caballos de carrera, así como también se dedican a la compraventa de los mismos y poseen un mismo cuidador”, se indicaba. Estas constancias aparecen en la causa 5433/2013 en la Justicia Federal de Rosario que tres años después perdería impulso sin llegar a acusaciones.

Los fiscales reseñan en el punto 6 del abreviado algo que aparece en la causa 5433/13 del juzgado federal de instrucción de Rosario, un informe de la PSA donde se concluye “que usted es nexo entre Luis Alvarado y Medina con la Policía de Santa Fe”.

Más abreviados

La sentencia en trámite abreviado a Quevertoque se suma a la del comisario Cristian Di Franco, quien el 4 de mayo pasado aceptó una condena también a tres años. Con lo que ya son dos los oficiales con condena por integrar la asociación ilícita, lo que implica que dos comisarios reconocen que existían policías que colaboraban con Alvarado favoreciendo su desarrollo criminal y evitando perseguirlo. Un tercer policía condenado por entregar información al grupo de Alvarado es Pablo Báncora a quien sorprendieron en esa acción en la misma oficina de los fiscales.

Los delitos que se le atribuyen a Quevertoque en favor de Alvarado se consumaron casi de manera simultánea al momento en que el comisario se desempeñaba en la persecución de los delitos por los que fueron condenados los integrantes de Los Monos, una organización que rivalizaba con Alvarado, según los informes de la PSA en la venta de drogas. Alvarado fue procesado por primera vez en Rosario por delitos de narcotráfico en diciembre del año pasado.

Alvarado afronta además una perspectiva de altas penas por el proceso que estos mismos fiscales le siguen por asociación ilícita, lavado de activos y como ideólogo del homicidio del prestamista Lucio Maldonado, que fue secuestrado y asesinado el 11 de noviembre de 2018.