Coronavirus: el primer día después del retroceso a una cuarentena más dura

Sabado 05 de setiembre 2020

A pocas de horas de las nuevas restricciones, una recorrida por algunos barrios de Rosario indica que la circulación es casi normal. Los comercios esenciales reciben a la gente que busca proveerse de productos alimenticios. Incluso, hay algunos bares abiertos a pesar de la prohibición. En el centro, los negocios de ropa bajaron sus persianas

 gobierno provincial dispuso un retroceso a una cuarentena estricta desde las cero del sábado. Esta mañana,  en una recorrida por varios rincones de la ciudad para ver de cerca el movimiento de los rosarinos. El registro indica que muchas personas aprovecharon el sol para hacer las compras de alimentos, teniendo en cuenta que sólo los negocios esenciales pueden abrir en los próximos 14 días.

En Echesortu, por ejemplo, la mañana transcurría casi normal en el centro comercial teniendo en cuenta que había bastante personas caminando, muchas con bolsas de mandados encima. Incluso, había una fila de personas esperando en la puerta de un supermercado.

También había vecinos paseando perros y bastante gente en bicicleta, en el marco de un paro de colectivos que se hace largo.

En la zona sur, en inmediaciones de San Martín y Uriburu, la postal era parecida a la de Echesortu, mucha gente en la calle haciendo compras de alimentos, mientras los bares y los comercios de indumentarias respetaban la restricción.

A pesar de que en general, los comercios parecían haber bajado las persianas, se podían ver en otros puntos de la ciudad algunos bares y comercios de indumentarias abiertos al público, rebelándose de las medidas impuestas por el gobierno provincial.