Coronavirus y polémica: en Rosario y Venado Tuerto, las dos ciudades con más casos, hubo marchas de protesta

Sabado 05 de setiembre 2020

Este sábado a la noche, tras conocerse los 355 nuevos contagios, comerciantes encabezaron una caravana contra el cambio de fase decretado por Perotti. En Venado hubo otra masiva marcha por la mañana y luego tuvo un pico de 49 positivos. “Tenemos miedo de no poder atenderlos», dijeron médicos

Después del decreto provincial que restringió la mayoría de las actividades por 14 días para frenar los contagios de coronavirus en el sur provincial, este sábado hubo una masiva marcha en Venado Tuerto por la mañana y una caravana de autos en Rosario, por la noche. En el medio, autoridades sanitarias reiteraron el pedido de extremar los cuidados y alertaron: «Estamos al límite, tenemos miedo de no poder atenderlos».

Venado se fue a dormir el viernes con la noticia de nueve contagios y esta mañana se movilizaron comerciantes y vecinos que expresaron su descontento con la medida anunciada por autoridades provinciales.

Hasta el intendente de Venado Tuerto, Leonel Chiarella, se expresó en contra de la medida del gobernador Omar Perotti. Pero el último parte confirmó un salto de 9 a 49 casos positivos en esa localidad y los médicos alertaron: «Estamos al límite, tenemos miedo de no poder atenderlos».

Ramiro Aguilar, médico clínico y coordinador del 107 en el nodo Venado Tuerto, aseguró que la «curva de contagios está muy acelerada» y eso «nos pone al límite de la atención de salud».

Afirmó que las instalaciones están pero «faltan recursos humanos para atender la emergencia». Pidió a la población que se cuide porque «el sufrimiento que no es poco será mayor», según reconoció a los habitantes de la zona.

Al mismo tiempo, en Rosario hubo una nutrida y ruidosa caravana de comerciantes contra el cambio de fase (un retroceso que implica el cierre de negocios). También en la ciudad, médicos de guardia dijeron a este medio que están agotados y pidieron conciencia ante un crecimiento de la curva de contagios que anticipa un colapso del sistema, y por lo tanto que se produzcan muertes evitables.

Récord de casos y falta de camas en el sur provincial

Venado Tuerto y Firmat están al límite en cuanto a camas disponibles en la Unidad de Terapia Intensiva, con un 70 y 100 por ciento de ocupación respectivamente, informaron fuentes provinciales.

En tan solo una semana, en Venado aumentó un 50 por ciento la cantidad de pacientes que necesitaron ser hospitalizados. Mientras que en Firmat, de los últimos 30 hisopados practicados, 29 dieron positivos, lo cual marca la gravedad que atraviesa la capital provincial de la maquinaria agrícola.

De ambos efectores dependen un número importante de pueblos y ciudades del sur provincial, entre ellos Bombal, Los Quirquinchos, Berabevú, Santa Isabel y Villa Cañas, que tuvieron pico de contagios en las últimas semanas. Localidades que no registraron víctimas fatales, producto de la atención recibida en los efectores públicos y la disponibilidad de camas.

En las últimas horas en el Hospital de Venado Tuerto se encuentran ocupadas 7 de las 10 camas Covid de Terapia Intensiva, con tres pacientes de la región. En tanto, hay 12 internados en Terapia Intermedia, de los cuales son 9 personas con hisopados positivos y 3 sospechosos (el 30 % son de localidades vecinas). En consecuencia, las autoridades analizan como posibilidad que el efector pase a ser monovalente, teniendo en cuenta que la ciudad gobernada por Leonel Chiarella tuvo más de 200 casos en tan solo una semana.

En tanto, Firmat llegó al 100 por ciento de la ocupación de Terapia Intensiva, cerca de 2000 vecinos aislados y 15 personas internadas en Sala General, como consecuencia de una disparada de casos locales y en pueblos de la región, añadieron las fuentes.

Esto desembocó en que las autoridades sanitarias regionales del Ministerio de Salud activaran los protocolos correspondientes, generando un nuevo espacio con seis camas que estarán disponibles desde el próximo martes con personal contratado por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe.

En tanto, Rufino, cuenta con 6 casos activos, y cerca de 500 personas aisladas, las cuales se les realiza un seguimiento diario. Mientras que el efector, comenzó a recibir pacientes de otras ciudades, producto de la saturación hospitalaria.