Cuál fue el error que arruinó la carrera de Hamilton y permitió un podio histórico en la Fórmula 1

Martes 08 de setiembre 2020

El británico entró a boxes cuando no estaba permitido y debió cumplir una sanción de 10 segundos que lo empujó hasta el fondo de la grilla

El GP de Monza fue, hasta el momento, el más atractivo de la temporada 2020 de la Fórmula 1 a raíz de una carrera repleta de incidencias que tuvo otra actuación para el olvido de Ferrari y el triunfo histórico del francés Pierre Gasly. Entre todo esto, un detalle hizo a la competencia más atractiva: la penalización a Lewis Hamilton por un error de interpretación de las señalizaciones.

El británico, seis veces campeón, ingresó a los boxes segundos después de que hayan sido cerrados por las autoridades de la carrera a raíz del trabajo que se estaba haciendo en pista con el Haas de Kevin Magnussen. El danés abandonó después de 18 vueltas por problemas en la unidad de potencia y se detuvo en las barreras del lado derecho del circuito de Monza. Los auxiliares debieron empujar el vehículo hacia el pitlane y, para no exponer su integridad física, el director de la carrera decidió cerrar los pits y permitir el ingreso del safety car.

Justo cuando Hamilton estaba entrando para cambiar los neumáticos, el ingeniero del equipo le avisó por el comunicador: “La entrada a los pits debe estar cerrada”. El líder de la competencia se mostró confundido: “No entiendo lo que acabas de decir”.

Mientras los mecánicos cumplían con sus tareas, Lewis expresó su disconformidad: “Esto es ridículo. ¿Esto es por el auto que se estacionó a la derecha?”. Finalmente, decidieron sancionarlo con un stop and go de 10 segundos, algo similar a lo que debió afrontar el italiano de Alfa Romeo Antonio Giovinazzi por haber infringido la misma norma.

La carrera se suspendió inmediatamente después por el accidente de Charles Leclerc y se reanudó varios minutos más tarde con los vehículos largando en el orden que estaban en carrera. El piloto británico de 35 años debió pasar por boxes para cumplir con el castigo y cayó hasta la última colocación, permitiendo que Gasly se apodere del liderazgo.

“Honestamente no vi esas señales, así que me hago responsable de eso”, reconoció Hamilton al terminar la carrera. Sin embargo, el saldo no fue completamente negativo para él: recuperó varias posiciones, finalizó séptimo y sumó un punto extra por lograr la vuelta rápida. “Juraba que en la entrada no había una luz roja. Me mostraron la cámara a bordo y había dos carteles que tenían un X. No los vi porque estaba mirando hacia otro lado”, agregó. En el video de la comunicación pueden verse dos cruces rojas sobre el lado izquierdo metros antes del ingreso a boxes.

Dentro de ese panorama, tuvo algunos detalles favorables porque sus inmediatos perseguidores en el Campeonato de Pilotos no aprovecharon esta falla: su compañero Valtteri Bottas no logró dar pelea (terminó 5°) y el holandés Max Verstappen abandonó luego de 30 vueltas por un problema en el motor.

Fue una extraña secuencia de eventos que tal vez podríamos haber detectado antes. Uno de los Haas estaba aparcado a la derecha, cerca de la entrada, y había bandera amarilla. El auto de seguridad fue desplegado once segundos después. Uno de los ingenieros gritó por la radio mientras entraba a boxes. No vimos las señales y esto es sólo una secuencia de eventos que complicaron la carrera de Lewis. No estoy feliz, pero hay que aceptarlo”, reconoció el director de Mercedes Toto Wolff en declaraciones que recogió el portal especializado MotorSport.

El inusual podio en Italia tuvo al ganador Gasly acompañado por el español Carlos Sainz Jr. en el segundo peldaño y al canadiense Lance Stroll en el tercero. McLaren se ubica actualmente en el tercer lugar del Campeonato de Constructores, ganándole la batalla a Racing Point (4°), Renault (5°) y Ferrari (6°).

El próximo fin de semana se celebrará la 9ª fecha del calendario en el GP de la Toscana que será en el circuito de Mugello, Italia.