Nelson Ugolini, un oscuro empleado judicial bajo la lupa de la Legislatura

Miercoles 16 de setiembre 2020

Era «mano derecha» del fiscal Ponce Asahad y fue imputado en la causa por juego clandestino. La comisión de Seguimiento de Diputados trató su caso y detectó que había sido separado de un cargo en Venado Tuerto por sospechas de corrupción y «misteriosamente» reapareció en Rosario

La comisión de Seguimiento conformada en la Cámara de Diputados por la situación vinculada al juego clandestino del fiscal suspendido Gustavo Ponce Asahad y el ex jefe Patricio Serjal recibió a la auditora general del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y puso bajo la lupa a Nelson Ugolini, empleado de Ponce y «pieza clave en el entramado», sobre quien revelaron que ya había sido denunciado por presunta corrupción.

«Queremos saber cómo llegó Nelson Ugolini a ser la mano derecha de Ponce Asahad y qué rol ocupaba», dijo a El Tres Joaquín Blanco, diputado provincial (FPCyS) y presidente de la comisión, que definió al empleado -suspendido- como «una pieza clave en el entramado».

«Era un todoterreno, de estrecha confianza de Ponce Asahad y del círculo íntimo de Serjal, además de parte del plan criminal», describió Blanco. Cuando a fines de julio en una audiencia se ventiló que investigaban la filtración, Ugolini fue fotografiado reunido con ambos antes de ir reunirse con el fiscal general por pedido del ex Regional. 

Blanco dijo además a Telenoche que en el encuentro con la auditora María Cecilia Vranicich surgieron sobre él «datos asombrosos«. 

Luego, detalló: «Ugolini ya había sido empleado del Poder Judicial, del viejo sistema penal, en la Cámara Penal de Venado Tuerto. Lo había separado del cargo la Corte Suprema por una denuncia que lo vinculaba a irregularidades en una causa por desarmaderos ilegales de autos. Esto le valió una investigación penal y ser separado de su cargo en 2010«.

«Misteriosamente, en 2015 reaparece en la Fiscalía Regional Rosario y siendo parte y mano derecha de un fiscal como Ponce Asahad. Hay que determinar qué falló para que Ugolini llegue con esos antecedentes de connivencia (con el delito)», agregó.

Nelson Ugolini fue imputado junto a Ponce Asahad pero los fiscales no pidieron para él la prisión preventiva. Sí confirmaron que desde su teléfono celular salió información reservada de la Fiscalía de Rosario sobre dos detenidos que finalmente llegó a un preso de Piñero. Actualmente permanece en libertad, aunque Vranicich lo separó de sus funciones.