Trama de muerte en La Matanza: crímenes y traiciones entre narcos y un ex futbolista prófugo tras la detención de un capo

Viernes 11 de setiembre 2020

Cuatro hombres en el barrio Villegas asesinaron a una mujer de un tiro en la cabeza, después secuestraron a su pareja y le dispararon en el estómago. El hombre se encuentra en estado crítico, pero no es un hecho aislado. Por detrás se esconde una historia feroz de tráfico de drogas a media hora del centro porteño que involucra a un joven que jugó en las juveniles de San Lorenzo

En la madrugada del miércoles, cuatro hombres ingresaron a una vivienda en el barrio Villegas en Ciudad Evita y asesinaron de un disparo en la cabeza a una mujer, secuestraron a su pareja y a las pocas cuadras le dispararon en el abdomen y lo dejaron tendido en la vereda. Por estas horas, el hombre está internado en un hospital en estado crítico. El fiscal de la causa, Juan Pablo Tahtagian, vincula el ataque a un trama narco que se vive en ese distrito de La Matanza.

Según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, tras la detención del ex líder narco de la zona, Cristián Cruz, alias “Chuky”, quien cuenta con un abultado prontuario delictivo con condenas por homicidios y venta de droga, el puesto quedó vacante. Así, se desató un pelea a fuerza de plomo por quién ocupará su lugar.

El crimen de la mujer ocurrió en la esquina de Crovara y la calle 900, cuando cuatro hombre encapuchados irrumpieron en el domicilio de Rocío Cabrera, de 20 años, mientras dormía junto a Marcelo Quinteros, de 30, quien tiene dos condenas por robo agravado por el uso de armas de fuego. El hombre se había mudado hacía dos semanas a la casa de Cabrera.

Una vez que ingresaron, los sospechosos se dirigieron a la habitación donde dormía la pareja y primero le dispararon en la cabeza a Cabrera, muerta al instante en la cama, después secuestraron a Quinteros, lo subieron a un Ford Ka negro.

Más tarde, el ex ladrón fue encontrado en la esquina de Roma e Ibarrola con un tiro en el abdomen.

En la casa además de la pareja se encontraba la hermana de Cabrera, quien escuchó disparos dentro del lugar. Una vez que los hombres se fueron con Quinteros, dio aviso a la Policía Bonaerense. Tras el crimen, la mujer declaró que pocos días atrás Quinteros discutió con sus vecinos y que creía que eran ellos los responsables de asesinar a su hermana.Cristián Cruz, alias "Chuky".Cristián Cruz, alias «Chuky».

Sin embargo, el fiscal Tahtagian sospecha que el crimen fue un mensaje narco directo para Quinteros. Hace poco más de un mes, la Policía Bonaerense detuvo a “Chuky”, de 42 años. El hombre, según detallaron, guarda una frondosa historia criminal. Apenas cumplió sus 18 años ya había asesinado supuestamente a varios narcotraficantes de la zona para adueñarse del territorio. Rápidamente, “Chuky” se convirtió en el joven más buscado por la Brigada de San Justo, hasta que cayó el 15 de diciembre de 1996 y fue condenado a prisión perpetua.

Insólitamente, unos años después consiguió la libertad y volvió a Villegas.

A su regreso continuó con la faena que había empezado y se convirtió en el líder de la zona. Hasta que el 1° de agosto pasado fue detenido mientras caminaba por su barrio con una pistola 9 milímetros de la Policía Federal. “Chuky” estaba acusado de asesinar en enero pasado a Ruben Oscar López, un hombre de la zona, para quedarse con su casa.

Según fuentes judiciales, por ese homicidio también está acusado su socio, el ex jugador juvenil de San Lorenzo Lautaro Carrachino, de 23 años, quien aún se encuentra prófugo de la Justicia.  Lautaro Carrachino en sus días con San Lorenzo: hoy de 23 años.Lautaro Carrachino en sus días con San Lorenzo: hoy de 23 años.

No sería la primera vez. Con 17 años, Carrachino, mientras jugaba en la reserva de San Lorenzo, huyó durante dos días después de conocerse que estaba vinculado en una causa por robo y posterior homicidio de un adolescente en 2012.Luego, Carrachino fue declarado inimputable porque el crimen ocurrió cuando tenía 14 años.

Ese hecho lo sacó de las canchas. Aunque no fue por sus condiciones para jugar sino porque tras ese episodio se hundió. Se fue del club del Bajo Flores y en 2018 jugó un tiempo en el Club Almagro, pero ya nada fue igual. Carrachino se habría convertido en un supuesto jefe narco de Villegas.

Los ajustes de cuentas en esa zona se acumulan tras la vuelta de “Chuky” al calabozo. La cadena de mando dentro de la organización se rompió, según detallaron. Y como consecuencia algunos de los vendedores de las jerarquías más bajas, los llamados “soldaditos”, se rebelaron frente a los cargos medios y no quisieron vender más con la intención de independizarse lo que llevó a más crímenes por esa intentó de sublevación.

Incluso esos narcos, que ahora quedaron sin una conducción, conviven entre traiciones por quién se queda con el negocio.