Allanamientos por «Pillín» Bracamonte: un operativo es a metros del Gigante de Arroyito

Viernes 16 octubre 2020

Los procedimientos son llevados a cabo por la División de Inteligencia de la Agencia de Investigación Criminal en Rosario, Funes y en Pérez. Buscan determinar la dimensión del lavado de activos del jefe de la barra brava de Rosario Central. No hay órdenes de detención por parte del fiscal Miguel Moreno

La División Inteligencia de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) lleva a cabo siete allanamientos por la investigación por lavado de activos en la que está preso e imputado Andrés «Pillín» Bracamonte, jefe de la barra brava de Rosario Central. Uno de los procedimientos se hace a metros del Gigante de Arroyito y otro en Puerto Norte.

Los procedimientos fueron solicitados por el fiscal Miguel Moreno de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos. Se realizan en Rosario, en Funes y en Pérez. No hay órdenes de detención para ninguna persona allanada.

En Arroyito despertó curiosidad el allanamiento que se hizo en Génova y Fernández, a metros de la cancha de Rosario Central.

Los operativos responden a medidas investigativas que pretenden determinar el alcance del lavado de activos de «Pillín» Bracamonteimputado por ese delito por la Justicia local.

Los agentes de la División Inteligencia de la AIC buscan secuestrar documentación y material informático relacionado con actividades del «Pillín», que luego serán analizados por el fiscal Moreno con su equipo de trabajo. 

El jefe de la barra brava de Rosario Central fue imputado en junio pasado por el fiscal Moreno por haber lavado activos a través de testaferros y sociedades comerciales por más de 38 millones de pesos.

Según la investigación que lideró Moreno, se le adjudica a Bracamonte –solo en vinculación con Rosario Central– “haber realizado un conjunto de maniobras consistentes en la utilización de personas de su confianza como presta nombres y administradores, y de la creación de sociedades comerciales, a través de las cuales puso en circulación en el mercado, bienes provenientes de presuntos ilícitos penales como amenazas coactivas, extorsiones, posible participación en maniobras defraudatorias que permitieron sus negociados ilícitos desde su posición” de jefe en la barra brava de Central.