Bajan los pedidos de desempleo pero se mantienen cerca de 12 millones de beneficiarios

Jueves 01 octubre 2020

De esta manera, el total de estadounidenses que reciben beneficios estatales cayó a 11,8 millones en la semana que terminó el 19 de septiembre.

Las solicitudes iniciales de desempleo en los programas estatales regulares en los Estados Unidos disminuyeron en 36.000 beneficios y alcanzaron a 837.000 subsidios, en la semana que terminó el 26 de septiembre, según un informe difundido este jueves por el Departamento de Trabajo.

Los economistas esperaban que las reclamaciones iniciales cayeran a 850.000 y las reclamaciones continuas de 12,2 millones, según una encuesta de la agencia Bloomberg.

Florida, Texas y Georgia lideraron la caída en las reclamaciones estatales iniciales sin ajustar. Los estados con un aumento en las presentaciones fueron Maryland, Nueva Jersey e Illinois.

Los pedidos de beneficios por desempleo de EE. UU. permanecen por debajo de un millón por quinta semana consecutiva, pero el informe vino con una advertencia clave: las cifras de California, el estado más poblado, corresponden a la semana anterior porque el estado suspendió la aceptación de nuevas solicitudes durante dos semanas para mejorar sus sistemas y hacer frente a una acumulación de solicitudes pendientes.

De todas formas, las acciones estadounidenses tomaron con cautela las cifras, al tiempo que los rendimientos de los bonos del Tesoro subieron en medio de señales de progreso en Washington hacia un nuevo paquete de estímulo fiscal.

Si bien la disminución en las solicitudes reflejaron una mejora gradual del mercado laboral, las cifras se mantienen muy por encima de los niveles anteriores al virus.

En otro informe, la cartera laboral de EE.UU. mostró que los ingresos de los estadounidenses cayeron en agosto al máximo en tres meses después de que expiraran los beneficios suplementarios por desempleo del gobierno, lo que amenaza con moderar el gasto del consumidor.

Despidos masivos
Los pedidos de beneficios al desempleo se conocen en momentos que varias compañías anunciaron despidos masivos debido a la escasa actividad económica.

Walt Disney, Allstate Corp. y Royal Dutch Shell anunciaron una drástica reducción de personal.

Mientras tanto, Bloomberg informó que el banco de inversiones Goldman Sachs se está embarcando en un plan para eliminar aproximadamente 400 puestos, ya que la pandemia de coronavirus supera la determinación de la industria financiera de ofrecer estabilidad a los empleados nerviosos .

Las aerolíneas estadounidenses están comenzando a despedir a más de 30.000 trabajadores a menos que obtengan ayuda federal adicional.

La avalancha de noticias también sugiere que los empleados asalariados y de nivel gerencial están cada vez más en riesgo, después de las rondas iniciales de pérdidas en las industrias que afectaron más a los trabajadores de menor nivel y por horas.

Fuera de las grandes empresas, algunos datos de consultoras privadas muestran que más de 97.000 pequeñas empresas en los EE. UU. han cerrado definitivamente desde el 1 de marzo.

El informe mensual de empleos que mañana difundirá el gobierno , el último antes de las elecciones presidenciales, mostrará que las ganancias laborales se moderaron aún más en septiembre, con pronósticos de que las nóminas aumentarán en alrededor de 872.000 y el desempleo caerá ligeramente al 8,2%.