Curso sobre perspectiva de género obligatorio para quienes tramiten su carné de conducir en Rosario

Jueves 01 de octubre 2020

Este jueves se aprobaría un proyecto que obliga a los rosarinos que quieran obtener su licencia a formarse en esta problemática. Los detalles

Las personas que deseen tramitar su carné de conducir deberán participar de un curso de formación en perspectiva de género si este jueves es aprobado un proyecto de ordenanza municipal presentado por la edila justicialista Norma López.

Según informaron desde este espacio político, es inminente la aprobación de la iniciativa este jueves por parte de los concejales rosarinos. La propuesta crea en el ámbito de la Secretaría de Control y Convivencia de Municipalidad de Rosario, a través de la Dirección de Tránsito, el curso de formación en perspectiva de género para conductores, incluyendo información sobre violencia de género, diversidad y derechos de las mujeres, niñas y adolescentes.

De acuerdo al proyecto, el curso se implementará de manera articulada entre el Instituto Municipal de la Mujer y la Secretaría de Control y Convivencia, la Dirección General de Tránsito y la Secretaría de Transporte y Movilidad, o las dependencias que en el futuro las reemplacen.

Tendrá un carácter obligatorio para todas las personas que soliciten su licencia de conducir municipal por primera vez en cada categoría; así como aquellas que estén comprendidas en el Art. 9 Inc. B y D de la Ordenanza 6543/98 y sus modificatorias.

“La implementación de un curso de formación en materia de violencia de género, diversidad y derechos de las mujeres, niños, niñas y adolescentes, como parte de los requisitos para obtener la licencia, nos permitirá realizar un primer abordaje de la temática y llegar a ciudadanos que quizá nunca se cuestionaron sus privilegios, como así también a ciudadanas que aún no han podido reconocerse como víctimas de violencia. Dicha medida, además contribuirá a disminuir la violencia de género, no solo en el ámbito de la circulación en la vía pública y en la seguridad ciudadana, sino que también y sobre todo, quizá sea la única oportunidad para hacer reflexionar a quienes asistan, respecto a las responsabilidades y consecuencias que la naturalización de la violencia doméstica y familiar acarrea», expresa la concejala en el proyecto de ordenanza», expresa la edila entre los fundamentos de la medida.