Frutas y verduras por las nubes: el ranking de productos que más aumentaron

Miercoles 14 octubre 2020

Desde el Mercado de Productores de Fisherton aclaran: «No hay una mano negra que remarca precios».

“Frutas y verduras no aumentan porque sí. Tiene que ver con una cuestión estacional. No hay una mano negra que remarca precios”, señaló Marcela Sisino, gerenta del Mercado de Concentración de Fisherton, con relación al incremento de precios que experimentaron varios productos. En algunos casos, como en el del tomate, las subas llegaron al 50 por ciento. La representante de uno de los predios más importantes donde se vende al por mayor directamente recomendó “no comprar” productos que presentan un excesivo costo.

El tomate, la “vedette” de este momento por ser uno de los productos que treparon bastante, se ofrece en negocios del centro de la ciudad, cerca de San Lorenzo y España, a un promedio de 160 pesos el kilo cuando hasta hace un par de semana se podía conseguir a 90 pesos. El tomate dejó de producirse en la zona y viene desde Salta.

La papa y el zapallito también tuvieron su incremento. El primero de los productos se puede encontrar a 50 pesos y el segundo a 90 o 120 pesos cuando días atrás su precio era de 45 pesos.

En declaraciones a La Capital, la máxima responsable del mercado ubicado en Wilde al 800 atribuyó esos movimientos en las listas a una cuestión netamente estacional. “Hay cuestiones que tienen que ver con el clima y la escasez de producto. No hay una mano negra en el Mercado que aumenta los precios. Es una situación que se rige por la oferta y demanda. En estos casos, hay que buscar un sustituto del artículo caro”, agregó.

En un local del microcentro

En un local del microcentro

Y en ese sentido, hizo hincapié en el tomate. “No se puede guardar. Hay que cultivarlo, ponerle pesticidas, cosechar, embalarlo y transportarlo. Eso genera un gasto y en esa trazabilidad de todas esas tareas se traslada al precio”.

“El tomate está llegando solo del norte del país y algo de Corrientes porque la producción está en la fase final y lo que hay no alcanza para todo el país. La nueva cosecha en La plata y Mendoza se hará en diez días aproximadamente. Ahí tendría que bajar el precio”, describió.

Asimismo, indicó que algo parecido ocurre con el pimiento, que también llega de Salta y Santiago, porque Corrientes y La Plata no entregan. “Hay que ver a qué público llegás, porque no es lo mismo una verdulería en barrio Martin que una ubicada en avenida San Martín al sur de la ciudad. A veces, los clientes exigen mercadería que es más cara. También está en cómo el comerciante traslada sus costos al cliente”, agregó.

En un local del microcentro

En un local del microcentro

Sisino dijo que estos vaivenes en el precio de verduras y frutas son las habituales en distintas épocas del año, y consideró que la mejor estrategia para evitar pagar demás es estar informados y principalmente saber comprar. “Sustituir un artículo caro por otro barato”, dijo la empresaria.

Fuera del macrocentro, lejos del límite conformado por Oroño, Pellegrini y el río, en barrio Luis Agote, el panorama de incrementos es el mismo. “La papa que antes valía 50 pesos, hoy la debo ofrecer a 150. El tomate cuesta 200 pesos y antes, con toda la furia estaba, a 100”, dijo a este diario Alejandro, un verdulero de la zona de Alsina y Tucumán.

La remarcación en su negocio también alcanzó a frutas como manzanas, que se fueron a 200 pesos el kilo; bananas, a 150 y mandarinas y naranjas, a 100 pesos el kilo. Pero la que se llevó todas las palmas en cuanto a aumentos fue la palta, un producto “muy de moda” según Alejandro. De cuatro paltas por cien pesos, pasó a cien cada una.