Hamilton ganó el GP de Eifel, igualó a Michael Schumacher y recibió el casco del Kaiser

Domingo 11 octubre 2020

En reconocimiento por haber conseguido su victoria 91 en la categoría, el hijo del piloto alemán le entregó uno de los cascos de su padre. Max Verstappen y Daniel Ricciardo completaron el podio en Nürburgring

El séxtuple campeón del mundo inglés Lewis Hamilton (Mercedes) reforzó su liderato en el Mundial de F1 al ganar este domingo el Gran Premio de Eifel, con lo que igualó el récord de triunfos en la categoría al alemán Michael Schumacher. En reconocimiento, el piloto británico recibió el casco de este último de manos de su hijo, Micken el podio del Nürburgring.

Hamilton ganó la undécima carrera del mundial por delante del holandés Max Verstappen (Red Bull) –que marcó la vuelta rápida antes de acabar segundo– y del australiano Daniel Ricciardo (Renault), que lo acompañaron en el podio.

Ricciardo firmó su trigésimo podio en F1, más de dos años después del anterior, en una carrera que el francés Pierre Gasly (Alpha Tauri) acabó sexto, por delante del monegasco Charles Leclerc (Ferrari).

El alemán Nico Hülkenberg, que el sábado sustituyó -por enfermedad- al canadiense Lance Stroll, el compañero de Chec’ Pérez en Racing Point, protagonizó la gran remontada de la jornada. 

Con una sensacional actuación, después de haber participado sólo en la calificación, Hülkenberg pasó del último puesto en parrilla a acabar la carrera en octava posición.

También sumaron puntos el francés Romain Grosjean (Haas) y el italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo), que concluyeron noveno y décimo, respectivamente, una prueba en la que el compañero de este último, el finlandés Kimi Raikkonen, que fue duodécimo.

Hamilton lidera ahora el Mundial con 230 puntos, 69 más que su compañero finés Valtteri Bottas y con 83 sobre Verstappen. 

Un significativo casco


Con la victoria de este domingo, Hamilton igualó el récord de triunfos en la categoría al alemán Michael Schumacher: 91.
En reconocimiento, recibió el casco de este último de manos de su hijo, Mick, en el podio del Nürburgring.

Mick, líder de la Fórmula 2, le entregó a Hamilton uno de los cascos que usó el Kaiser, convaleciente aún del grave accidente de esquí que sufrió a finales de 2013 en Meribel (Alpes franceses), cuando fue piloto de Mercedes (2010-2012).