La Justicia en Rosario investiga una cuenta de Instagram que fomenta picadas

Sabado 10 octubre 2020

Allí también se observan posteos con fotografías de personas con armas de fuego, carreras y acrobacias en motocicletas, además de burlas a los controles.

El perfil de Instagram «rosario_ilegales», desde donde se organizan picadas clandestinas, se postean acrobacias, burlas a los controles vehiculares y hasta fotos de personas empuñando armas de fuego con clara ostentación de actos al margen de la ley, fue denunciado por la Secretaría de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA). Un fiscal abrió una investigación para determinar si se configura la incitación a cometer faltas o delitos, y quién administra el perfil.

El perfil «rosario_ilegales» tiene casi 12 mil seguidores. Si bien inicialmente parecía una bitácora virtual donde los fanáticos de la velocidad intercambiaban opiniones sobre motos y autos preparados para correr picadas, y exhibían su pasión con distintos posteos, desde hace un tiempo se transformó en un espacio con peligrosas publicaciones, lo que preocupa a las autoridades.

En ese perfil se ha detectado la organización de picadas clandestinas, pero también se pueden observar fotos de una moto de alta cilindrada y a su lado una mano empuñando una poderosa pistola calibre 9 milímetros marca Taurus (al menos dos imágenes de ese tipo), hasta videos con jóvenes junto una motocicleta mientras revolean un revólver.

Se desconoce si las imágenes pertenecen a personas de Rosario. Además, se puede presumir que las motos pudieron haber sido robadas a mano armada, o que su dueño o usuario ostenta el vehículo y las armas como “herramientas de trabajo”. De cualquier modo se trata de imagenes inquietantes.

En el sitio conviven esas personas que parecieran estar al filo de la ley con otras que, más allá de su fanatismo por la velocidad, plantean inquietudes o comentan las características de las «mechas”, como les dicen a las motos preparadas, o las que pretenden ir a un picódromo con medidas de seguridad, como se aprobó en una ordenanza hace siete años.

Aunque es una características de las redes, la diferencia se plantea en los comentarios de una de las fotos donde se muestra un arma de fuego junto a una moto Honda. Uno de los seguidores de la página pide que retiren la imagen porque, advierte, “le pueden rastrear la IP”, que es el número de registro de la computadora desde donde se cargó la foto. “Sacá el dedo del gatillo por favor”, comenta otro.

También hay videos con cientos de motocicletas que salen desde la rotonda de una avenida (parecería la zona sur de Rosario), y otros de noche en Ovidio Lagos al sur. En uno de los registros grabados en el parque Scalabrini Ortíz, un joven hace “wheelie” arriba de una moto. El conductor acumula likes y halagos por su destreza.

Frente a esas ostentaciones permanentes al margen de la ley, incluso donde se convoca sorpresivamente a las picadas clandestinas en espacios públicos de la ciudad, a través de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana la Municipalidad decidió denunciar la cuenta en el MPA.

Ahora el organismo estudia la presentación y abrió un legajo. La denuncia está en manos de la Unidad Fiscal del Faltas y Contravenciones, a cargo Marcelo Vitola, quien adelantó algunas medidas para el relevamiento de la cuenta «rosario_ilegales», y otras que se mantienen en reserva en relación a identificación del usuario responsable.

Etiquetas denunciadas

No obstante, el perfil creó varios varias etiquetas con la idea agrupar comunidades de intereses. #RosarioIlegales; #LosPibesQuierenCorrer; #SiAlasPicadasEnElAutodromo; #RosarioQuiereCorrer. Pero por políticas de seguridad de Instagram las publicaciones destacadas de #LosPibesQuierenCorrer y de #RosarioQuiereCorrer están ocultas porque la comunidad denunció contenido que podría infringir las normas de la red social.

No es el caso de #SiAlasPicadasEnElautodromo, que suma 37 publicaciones entre las que se destacan las de las personas que reclaman el picódromo y recomiendan no participar ni fomentar las carreras o picadas callejeras.

El reclamo por el picódromo

Hace apenas dos días el Instagram “rosario_ilegales” posteó la foto de una nota que publicó La Capital el 14 de noviembre de 2019, donde se plantean las demoras en la instrumentación de una ordenanza aprobada hace siete años, y que establecía la construcción de un picódromo, que nunca se materializó por distintas razones.

Tomando algunos tramos de la publicación, el administrador agregó uno comentario: “Las picadas de la ciudad transcurren con la complicidad de la noche y a pesar de ser ilegales, son espectáculos repetidos en avenidas, parques e inclusive en Circunvalación. Rosario cuenta con un lugar apropiado para estas prácticas: el autódromo municipal por el cual la ordenanza ya tiene 7 años y, a pesar de todo, no quieren habilitarlo”.

El posteo insistió: “Lo único que se reclama es el espacio que se tenía para hacer lo que mas nos gusta, sin joder a nadie, un espacio habilitado y con protección. No quieren que se realicen picadas en la calle (lo cual está perfecto), pero es la única opción que tiene la gente de esta hermosa pasión para poder abrirle los ojos a los que nos gobiernan para que se den cuenta que solo quieren un picódromo habilitado”.

El administrador de la cuenta pidió por otro lado: “Dejen de tratarnos como delincuentes, estamos cansados de ir con miedo en la calle porque vemos un patrullero o un auto de Control Urbano y se nos paraliza el corazón porque sabemos que podemos perder nuestro vehículo”.

Y hasta fue desafiante frente a los controles que buscan terminar con la conducción temeraria. “Ya que a los noticieros le gusta subir nuestras cosas, espero que también suban éstas. Muchos dicen que, aunque abran el picódromo, van a correr igual en la calle. Esas personas sí merecen estar presas o que les remitan el vehículo. Mientras tanto, la gente va a seguir en la calle guste o no”.