Martín Redrado: «Mientras no haya un programa económico que devuelva la confianza será difícil incrementar la demanda de pesos»

Sabado 03 octubre 2020

El expresidente del Banco Central valoró las nuevas medidas económicas pero advirtió sobre su efecto en el largo plazo. «Cuando hay una diferencia tan grande entre el dólar oficial y los dólares libres, está claro que no están los incentivos necesarios», insistió

El expresidente del Banco Central Martín Redrado advirtió este sábado que «mientras no haya un programa económico que devuelva la confianza, será difícil incrementar la demanda de pesos».

El economista valoró como positivas las últimas medidas anunciadas por el Ministerio de Economía y consideró que «cambian el enfoque que venía teniendo hasta ahora el Gobierno de represión de la demanda, por buscar generar un estímulo a la oferta». «Se está yendo hacia la dirección correcta», dijo.

Redrado afirmó que Argentina «necesita mayor oferta de divisas para poder cambiar este momento de tensión cambiaria», pero advirtió que «al no estar respaldado por una hoja de ruta, por un camino de más largo plazo, es muy difícil que puedan tener el efecto deseado».

«Cuando hay una diferencia tan grande entre el dólar oficial y los dólares libres, está claro que no están los incentivos necesarios», insistió en declaraciones radiales.

Además, cuestionó al Banco Central, al asegurar que «nunca debe hablar del tipo de cambio, puede hablar de tasas de interés o instrumentos de política monetaria que está utilizando». «El segundo párrafo del BCRA del jueves a la noche explicando las nuevas medidas habla de devaluación directamente», continuó.

«Cuando uno habla de volatilidad es porque puede permitir que el tipo de cambio se devalúe o se aprecie. Acá está claro que el sendero que se le está planteando al Banco Central es de devaluación y no de apreciación», señaló.

En este sentido, indicó que lo que se necesita en el corto plazo es generar más oferta de divisas. «Por supuesto una medida es el préstamo con el Banco de la República Popular China. El sentido de dirección que se le está dando a eso es permitirle a los importadores, sin usar el swap, pero sí usar yuanes para poder importar piezas de China, sobre todo esto impacta a los exportadores de electrodomésticos, y esto puede significar un ahorro hacia adelante, pero aquí y ahora la pelea es todos los días, no se han generado instrumentos todavía para aumentar la oferta», indicó.

Más adelante, explicó que no ve en el horizonte un proceso hiperinflacionario, aunque destacó que «si tenés inestabilidad cambiaria esto se puede traducir en un salto inflacionario» y advirtió sobre los aumentos de tarifas a partir del año que viene,

En cuanto al dólar, consideró que la «gran diferencia con el 2001 es que los dólares están, esto no solo es decirlo, sino que los podés ver». «El cepo comenzó a principios de septiembre y la primera reacción fue de ir a buscar los dólares, había colas de hasta dos cuadras los primeros días. Cuando uno mira el período 9 de agosto a 9 de diciembre, la caída de depósitos es de prácticamente de 15.000 millones de dólares, se fueron y los dólares estaban», indicó.

«El 80% de los depósitos están líquidos y el otro 20% está prestado a exportadores a muy corto plazo», por lo que el sistema financiero está sólido, cerró.