¡Más polémicas! Una tremenda prueba que sacude a MasterChef: Vicky Xipolitakis sacó cazuelas del horno sin guantes

Jueves 15 octubre 2020

Rodrigo Lussich continúa con su análisis de la performance sospechosa de la mediática en el reality.

Tal vez encontró su vocación con el tiempo, tal vez no conocía de una habilidad oculta o tal vez como se dice que le preparan los platos. Lo cierto es que Vicky Xipolitakis continúa por la buena senda en MasterChef Celebrity y el miércoles volvió a recibir una devolución muy positiva, la llenaron de elogios y evitó la ronda de eliminación. 

En otro rincón, Rodrigo Lussich emprendió una campaña para analizar todo lo que rodea a Xipolitakis, convencido que no es la que cocina esos platos que entrega al jurado. Por eso el lunes le pidió en el aire de Intrusos que demuestre en vivo, con una visita al piso de América, sus cualidades.Ads by

“De verdad, Vicky. Si vos sabés cocinar, cociná en vivo. Si cocinás lo bien que decís que cocinás y lo tuyo es una historia de superación, cociná en vivo. Si eso se cumple, retiro lo dicho y pido disculpas”, sostuvo Lussich.

“Mirá, saca dos cazuelas del horno, prendido, cocinándose, con la mano. Tiene manos de amianto”, agrumentó Lussich.

El uruguayo no detiene su pálpito, su convicción sobre que existe un “tongo” en todo esto. Así, el jueves volvió a poner el foco en la ex de Javier Naselli, pero con pruebas contundentes. De esa manera, el panelista construyó en su segmento los escandalones una detenida observación de todo lo que mostraron de la griega.

Con su efusividad habitual, Rodrigo exclamó: “Lo único que mostraron del plato que hizo fue a ella cortando un morrón. Pero ahí está la clave, porque rápidamente la vemos meter en el horno todo eso que no vimos cómo preparó, en una cazuela. Esto que mete al horno, nunca vimos cómo lo hizo, cómo hizo el puré y la carne picada”.

“En un hecho inédito, en un mismo horno, se calentó la bandeja, pero no las cazuelas”, exclamó Rodrigo.

Convencido de su punto, Lussich bramó: “Pero lo mete al horno para gratinar, porque todo está hecho, pero cuando (Santiago) Del Moro hace la cuenta regresiva, pasa esto: ¡manos de amianto! Mirá, saca dos cazuelas del horno, prendido, cocinándose, con la mano. Tiene manos de amianto, tiene poderes. Porque la bandeja la agarra con un repasador, pero se ve que la bandeja estaba caliente y las cazuelas no. En un hecho inédito, en un mismo horno, se calentó la bandeja, pero no las cazuelas”.

Ya parece que no hay muchos argumentos para bancar la teoría de un talento culinario de Vicky, al menos que la producción del reality empiece a exhibir con más detenimiento cómo prepara los platos.