Vice del BCRA reconoció que «el que apostó al peso siempre perdió»

Viernes 02 octubre 2020

El vicepresidente del Banco Central (BCRA), Sergio Woyecheszen, aseguró que desde la entidad están trabajando para facilitarle a la gente instrumentos en moneda local que le ganen a la inflación. Adicionalmente, desestimó cualquier probabilidad de «corralito».

Tras los nuevos anuncios para cuidar las reservar, el vicepresidente del Banco Central (BCRA), Sergio Woyecheszen, reconoció la histórica debilidad del peso argentino pero aseguró que desde la entidad están trabajando para facilitarle a la gente instrumentos en moneda local que le ganen a la inflación.

El funcionario explicó en declaraciones radiales que “una persona que compró u$s100 en los años ’70 y los guardó, a finales de 2019 tenía u$s100″ mientras que «uno que vendió sus u$s100, los cambió a moneda local y los puso en plazo fijo, y los fue moviendo de banco a banco, cuando a finales del año pasado fue con todos sus pesos a comprar dólares, sólo podía comprar u$s60. La gente que apuesta al peso, tus abuelos, mis viejos, nosotros, siempre perdió«.

Frente a esa situación, Woyecheszen afirmó que en el BCRA vienen «haciendo un esfuerzo muy grande para que el que apueste por un plazo fijo le empiece a ganar a la inflación; se está trabajando en instrumentos que hay que cuidar».

Cabe recordar que el jueves se tomaron varias medidas con el objetivo de frenar el drenaje de dólares, que incluyeron una baja temporal de las retenciones a la soja, una eliminación total de las retenciones a las exportaciones de bienes finales industriales y diferentes incentivos para favorecer inversiones. Paralelamente, la autoridad monetaria autorizó algunas operaciones con el yuan chino vinculadas con el comercio exterior y contratos a futuro.

Al respecto, el «dos» de Miguel Pesce explicó en diálogo con el programa de Luis Novaresio que el esquema planteado tuvo un carácter «defensivo» con el fin de «generar incentivos para que haya oferta de dólares» y se «liquiden exportaciones». Sin embargo, de cara a la normalidad pos pandemia, remarcó la necesidad de pasar a una etapa «ofensiva».

Respecto del swap, Woyecheszen señaló que el fin es «fomentar el comercio con China en su propia divisa, lo cual significa también un ahorro para los empresarios» teniendo en cuenta que actualmente se intercambian exportaciones por u$s4.000 millones e importaciones en u$s5.000 millones con la potencia asiática.

Por último, la pareja de Delfina Rossi, directora del Banco Ciudad, desestimó rotundamente la posibilidad de un nuevo «corralito» ya que el sistema bancario «está fuerte en materia de divisas» y «cualquiera que quisiera retirar sus divisas las tiene disponibles».