Al hijo de Pillín Bracamonte también lo investigan por hacerle de testaferro al padre

Miércoles 20 Enero 2021

El joven que está detenido por un ataque a botellazos a un chico en Mar del Plata ya estaba bajo la mira de un fiscal de Rosario por tener bienes que no puede justificar. Los detalles

El hijo de Andrés «Pillín» Bracamonte, jefe de la barra brava de Rosario Central, volvió a quedar bajo la mira de una investigación penal. El joven Andrés Guillermo Bracamonte, quien se encuentra imputado por un ataque a botellazos a un chico dentro de un boliche de Mar del Plata, ya había sido mencionado por el fiscal Miguel Moreno como presunto testaferro de su padre en el marco de la causa por lavado de dinero que tuvo lugar el año pasado.

«Andi» Bracamonte fue noticia este martes, cuando fue aprehendido junto a Gabriel Galvano en la ruta 9. Los medios porteños remarcaron que era hijo del jefe de la barra brava canalla, pero también que al momento del arresto los jóvenes se desplazaban en un BMW valuado en unos 70 mil dólares

Para un fiscal de Rosario que investiga delitos económicos, Bracamonte hijo podría ser testaferro de su padre, el conocido «Pillín», quien estuvo preso y salió en libertad en noviembre tras el pago de una fianza de tres millones de pesos. No obstante, no se encuentra imputado en esa causa. 

«Este Ministerio sostiene que Bracamonte hijo oficia de administrador de los bienes que en realidad fueron adquiridos con bienes de su padre«, apuntó el fiscal de Delitos Económicos Miguel Moreno durante la acusación contra el jefe de la barra brava de Rosario Central en junio del año pasado.

Formalmente, el joven de 21 años registra actividad en Dragados y Obra Portuarias y el año pasado registró ingresos por 25.589 pesos.

«Andi» Bracamonte figura como titular de un Chevrolet Prisma adquirido el 22 de agosto de 2019 que funciona como taxi; de un Volkswagen Scirocco comprado el 21 de septiembre de 2017; y de un Chevrolet Classic que funciona como taxi y fue adquirido el 19 de febrero del año pasado.

El fiscal Miguel Moreno, quien imputó por lavado a Andrés «Pillín» Bracamonte, consideró que no existió correlato en las compras de autos hechas por su hijo entre el 1 de enero de 2019 y el 30 de marzo del año con sus ingresos informados.

Es más, Moreno señaló que al comprar el Volkswagen Scirocco «Andi» Bracamonte no tenía registrada actividad que le permitiera adquirir ese rodado. Agregó que presentó el alta como contribuyente desde el mes de junio de 2018 y el inicio de la relación de dependencia se dio desde septiembre de ese año.