¿Cómo le fue a Central jugando en el Bicentenario?

Viernes 15 enero 2021

El canalla perdió una sola vez en los 90 minutos en los 8 partidos que jugó en el estadio sanjuanino, donde supo vivir noches felices y otras de mucha tristeza

El partido ante Vélez no define nada, pero Central sí puede quedar un pasito más cerca de la Copa Sudamericana 2022. Claro que para eso deberá sacarse de encima al equipo de Liniers en una cancha que ¿cómo trató al canalla? En líneas generales bastante bien. Es que de los ocho partidos que disputó en el Bicentenario de San Juan perdió uno solo en cancha, frente a Desamparados, por la Primera B Nacional. Claro, que el recuerdo más fuerte, que más rápidamente llega a la memoria de los hinchas de Central fue aquello que sucedió en 2014, cuando pese al empate (0-0) en los 90 minutos fue derrota por penales, en la final de la Copa Argentina, contra Huracán, de la mano de Miguel Angel Russo.

  Ese día (el 26 de noviembre) Central vivió una de sus mayores decepciones en los últimos años y fue precisamente en el estadio en el que en esta ocasión se cruzará con Vélez.

  En líneas generales fueron más alegrías que tristezas las que sumó Central en el nuevo estadio sanjuanino, donde siempre fue en busca de algún objetivo por Copa Argentina, a excepción del encuentro contra Desamparados.

  La primera fue en 2012 (el 25 de abril) con Juan Antonio Pizzi como entrenador, enfrentando a Belgrano, por los octavos de final. Ese día el canalla venció al pirata cordobés por 2 a 1 con goles de Germán Rivarola y Gonzalo Castillejos.

  Poco más de un mes después ese mismo equipo de Pizzi fue a jugar los cuartos de final frente a Boca y fue el último partido en ese certamen. Es que el canalla igualó 1 a 1 (tanto de Javier Toledo, que erró un penal en los 90’), pero el xeneize se impuso por penales.

19/11/14, una buena: Central vapuleó a Argentinos y clasificó a la final de la Copa Argentina.

19/11/14, una buena: Central vapuleó a Argentinos y clasificó a la final de la Copa Argentina.

  Y hubo una tercera ocasión para Pizzi como técnico canalla, aunque esta vez por la Primera B Nacional, que terminó en lamento. Porque más allá de la derrota (la única vez que cayó en el Bicentenario) la angustia tuvo que ver porque no le alcanzó para el ascenso directo (lo lograron River y Quilmes) y por eso el equipo de Arroyito debió jugar la promoción justamente ante otro sanjuanino (San Martín), pero en el estadio Hilario Sánchez.

  Ya lo de la Copa Argentina 2014 tuvo mucho viaje de Central a San Juan, en especial al Bicentenario. Entonces con Russo al mando del equipo, el canalla jugó ese año el primer partido contra River. Fue 0 a 0 y victoria auriazul por penales.

  Y llegó el que fue, quizá, uno de los mejores partidos que jugó Central en el moderno estadio sanjuanino, en una instancia ya avanzada en el torneo. Por la semifinal se midió con Argentinos Juniors, al que vapuleó por 5 a 0, con goles de Sebastián Abreu, Franco Niell, Alejandro Donatti, Javier Correa y Hernán Encina. Fue, a todas luces, el resultado que llevó a pensar a los hinchas que el título no se les podía escapar, sobre todo porque Huracán por ese entonces militaba en la Primera B Nacional.

26/11/14, una mala: el equipo de Russo perdió la final por penales ante Huracán.

26/11/14, una mala: el equipo de Russo perdió la final por penales ante Huracán.

  Pero a los pocos días la historia que ya todos conocen, también en el Bicentenario, el estadio elegido para dirimir el título de esa edición de Copa Argentina, con el empate sin gritos durante los 90 minutos y la derrota por penales después de haber estado dos goles arriba. Fue el último partido de Russo como técnico canalla.

  Lo que vendría después sería ya con otro entrenador: el Chacho Eduardo Coudet, al que le fue muy bien en el estadio cuyano. Los dos partidos que jugó Central bajo su mando fueron con sendos triunfos, ambos en 2015.

Los 8 partidos de Central en el Bicentenario.

Los 8 partidos de Central en el Bicentenario.

  Por los 16avos de final el canalla se topó ni más ni menos que contra River, al que venció por 2 a 0, con tantos de Marco Ruben y Jonás Aguirre. Dos meses más tarde ese Central del Chacho volvió a tierras sanjuaninas para enfrentar a Estudiantes, por cuartos de final. También fue victoria: 2-1 gracias a los gritos de Navarro en contra y Ruben.

  Esas fueron las ocho excursiones de Central al Bicentenario de San Juan, donde tuvo de todo un poco, resultados positivos y otros no tanto, alegrías importantes y también frustraciones. Ahora va para jugar una final, que no le servirá para lograr un título y ni siquiera para sellar el pasaje a la Sudamericana 2022, pero que lo tendrá otra vez como protagonista en un encuentro de carácter eliminatorio.