Noruega: mujeres aseguran que sus senos aumentaron de tamaño tras recibir la vacuna de Pfizer

Martes 13 julio 2021

Las primeras denuncias sobre el «efecto secundario» comenzaron a través de las redes sociales. Dos usuarias de TikTok contaron cómo se produjo la inesperada «transformación» en un plazo no menor a 15 días

Un grupo de mujeres de Noruega se quejaron de un presunto e inusual «efecto secundario» que padecieron luego de recibir la vacuna Pfizer contra el coronavirus: afirmaron que sus senos aumentaron de tamaño tras inocularse. 

Las primeras denuncias comenzaron a hacerse a través de las redes sociales, principalmente Tik Tok, donde dos usuarias frecuentes se grabaron a sí mismas contando cómo se produjo la inesperada «transformación» en un plazo no menor a 15 días.

Emma (17) admitió haber sentido algo extraña al recibir una dosis de la vacuna contra el covid-19 pero, aún así, no le dio importancia. Tras darse cuenta del aumento del tamaño de sus senos, dijo: «Fue una crisis para mí. Tuve que comprar un sujetador más grande».

A ella le siguió Elle Marshall, quien narró a través de un posteo en la red social de origen chino que sus pechos aumentaron «casi dos tallas» después de inmunizarse con la misma vacuna Pfizer. Los comentarios desencadenaron la difusión de más casos.

Desde las oficinas de Pfizer en Noruega informaron tener datos sobre los supuestos casos reportados.

De acuerdo a los dichos de expertos escandinavos, los efectos pueden tener una causa completamente natural. El doctor Heinrich Bachmann sostuvo que dicho crecimiento «es solo aparente y se produce por la inflamación temporal de los ganglios linfáticos». 

Entrevistado por la empresa estatal NRK, Bachmann agregó además que dicho efecto secundario perdurará solo por unas pocas semanas más. Junto a él, Steinar Madsen, médico de la ANG, anticipó que esto ocurre al «10% de las mujeres inoculadas».

Agregó también que esa inflamación «hace que los senos sean impulsados un poco hacia adelante y de esta manera quede la sensación de son más grandes». Desde las oficinas de Pfizer en Noruega informaron tener datos sobre los supuestos casos reportados.

Jofim Henriksen, gerente de comunicaciones de la empresa farmacéutica estadounidense, confió que no descartan la posibilidad de una reacción inmunológica como la mencionada por las mujeres noruegas.