Jornada financiera: los nuevos controles frenaron la demanda de dólares y el BCRA pudo comprar USD 100 millones

Miercoles 06 octubre 2021

Los negocios de contado con liquidación y MEP se redujeron al mínimo mientras el sistema se adaptaba a la nueva normativa. La Bolsa cayó 1 por ciento

Los negocios con los dólares alternativos se encontraron reducidos este miércoles, luego que el Gobierno decidiera poner más trabas para la compra de dólares mediante el canje de bonos soberanos, con la idea de frenar la sangría de reservas del Banco Central a unas pocas semanas de las elecciones legislativas.

El primer día produjo lo buscado oficialmente, ya que las trabas hicieron que sobraran divisas básicamente al reducirse los cupos de las importaciones y la autoridad monetaria pudo recuperar una parte de lo perdido en rondas previas.

Además, la necesidad de adecuar los sistemas impidieron la operatoria normal de bancos y sociedades de Bolsa, debido a la inmediatez de las medidas anunciadas el día anterior -al cierre de los mercados- con el objetivo de restringir aún más al denominado “contado con liquidación”, por el que se consiguen dólares sacando los fondos al exterior, y reprimiendo la importación.

Así, la Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció un tope de apenas 50.000 nominales semanales (unos USD 18.000 al valor presente de mercado) con cotizaciones financieras.

En la plaza mayorista, donde el monto negociado se redujo a USD 343,2 millones por el nuevo cepo sobre las importaciones, el BCRA pudo absorber unos USD 100 millones, tras perder casi USD 470 millones en las últimas cinco sesiones hábiles.

Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio, reportó que “hubo demanda reducida por las nuevas disposiciones que generaron un excedente de divisas que fue absorbido por las compras del Banco Central”.La nueva regulación restringe la dolarización a través de bonos y también impone más exigencias para la venta de divisas a importadores

El dólar libre terminó negociado este miércoles con ganancia de 50 centavos, a $185,50, tras recortar el alza inicial que lo llevó a pactarse a $187 para la venta durante la mañana.

En la plaza mayorista, donde interviene el Banco Central con operaciones de regulación de liquidez, el billete ascendió escasos tres centavos, a $98,92, con una brecha cambiaria de 87,5% respecto del dólar libre.

Por la caída de las reservas netas, hay más cepo cambiario (…) Los bonos no valen casi nada y cada vez los podés usar para menos cosas. Entonces, el Gobierno no puede controlar el dólar, por lo cual genera un mayor desdoblamiento, lo que provoca brechas más amplias entre los tipos de cambio”, dijo el analista Christian Buteler.

La incertidumbre política y las dudas de la macroeconomía presionan sobre el tipo de cambio, lo que alienta a una mayor búsqueda de dólares y a que se amplíe la brecha -en torno al 90%- entre el tipo de cambio oficial controlado por el BCRA y los alternativos con cotizaciones más libres.

Las restricciones cambiarias vigentes impulsan a que los dólares alternativos se pacten por fuera del mercado controlado y se realicen en una negociación bilateral llamada Senebi (Segmento de Negociación Bilateral), donde las transacciones no se marcan en las pantallas electrónicas.El dólar bursátil vía contado con liquidación no mostró precios genuinos por la ausencia de agentes financieros en la rueda tras las nuevas medidas

En la sesión se notó una importante baja en el volumen negociado en el segmento PPT (Paridad Precio-Tiempo), donde intervienen los organismos oficiales. También se acotaron los negocios en el Senebi, donde el títulos más transado para “contado con liqui” fue el GD35, que terminó con un tipo de cambio de $189,63 para las operaciones de contado inmediato, donde se transaron 4,2 millones de dólares.

En tanto, otra cotización libre, la de la paridad implícita en acciones que se negocian en simultáneo en la Bolsa local (en pesos) y en Wall Street (en dólares) promedia los 192,10 pesos.

“Es duro convivir con más cepo cambiario, son más restricciones para acceder a dólares, lo que todo se transforma en una olla a presión. Lo preocupante de este nuevo experimento es que al Gobierno le quedan más de dos años de gestión, por lo que con más regulaciones y emisión de pesos, más seguirá subiendo el dólar”, acotó a Reuters un experimentado analista bancario.

Bajó la Bolsa, pero subieron los bonos Globales

El índice bursátil S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires retrocedió un 1%, a 77.443 unidades, liderado por los papeles energéticos y financieros.

Entre los ADR y acciones argentinas que son negociados en dólares en Wall Street se impusieron las caídas, encabezadas por IRSA (-4,9%) y Tenaris (-3,3%). Los ADR de YPF recortaron un 1,8% en Wall Street, a 4,81 dólares.

En cuanto a la renta fija, los bonos Globales del canje -en dólares con ley extranjera- revirtieron una fuerte baja inicial y terminaron con una ganancia de un 0,4% en promedio, mientras que el riesgo país de JP Morgan, que mide la brecha de las tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU con similares emisiones emergentes, descendía un entero para la Argentina, a 1.591 puntos básicos.

Los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) recortaron parte de las pérdidas iniciales y pasaron del 0,9% negativo a caer un 0,2% en su promedio en pesos.

Los índices de las bolsas de Nueva York ganaron entre 0,3% y 0,5%, en medio de preocupaciones por la parálisis del Congreso sobre el límite de endeudamiento del país y la persistencia de la inflación. Y el índice Bovespa de la Bolsa de Valores de San Pablo recuperó un leve 0,1 por ciento.