Ley de Etiquetado Frontal: cuáles son los principales puntos del proyecto que no tuvo quórum para ser debatido en Diputados

Miercoles 06 octubre 2021

El proyecto que cuenta con media sanción del Senado y advierte sobre los excesos en sus componentes sobre azúcares, sodio y grasas saturadas, entre otros, no pudo ser tratado en la Cámara Baja por lo que el oficialismo busca concretarlo en una sesión especial

El proyecto de Ley sobre Etiquetado Frontal de Alimentos, que cuenta con media sanción del Senado,advierte sobre los excesos en sus componentes sobre azúcares, sodio y grasas saturadas, entre otros, con el objetivo de permitir a la población conocer el detalle de algunos componentes clave de los productos que consume.

En ese marco, el Frente de Todos no logró conseguir el martes el quórum necesario para habilitar la sesión especial para debatir y aprobar la ley de Etiquetado Frontal de tiene en cuenta estos principales ejes:

– Advierte a consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales;

– Está dirigido a fabricantes, fraccionadores y envasadores que distribuyan, comercialicen o importen, que hayan puesto su marca o integren la cadena de comercialización de alimentos y bebidas analcohólicas de consumo humano, en todo el territorio de la República Argentina;

– Los alimentos y bebidas analcohólicas envasados y comercializados en la Argentina deben colocar leyendas como “Exceso en azúcares”, “Exceso en sodio”, “Exceso en grasas saturadas”, “Exceso en grasas totales”, y/o “Exceso en calorías”;

– El sello adoptará la forma de octógonos de color negro con borde y letras de color blanco en mayúsculas;

– El tamaño de cada sello no será nunca inferior al 5% de la superficie de la cara principal del envase;

– No podrá estar cubierto de forma parcial o total por ningún otro elemento. En caso de que el área de la cara principal del envase sea igual o menor a 10 centímetros cuadrados y contenga más de un sello, la autoridad de aplicación determinará la forma adecuada de colocación de los sellos;

– Se exceptúa de la colocación de sello en la cara principal al azúcar común, aceites vegetales y frutos secos

En tanto, las empresas de Estados Unidos en el país rechazaron la denominada ley de etiquetado de alimentos. A través de un comunicado, la Cámara de Comercio de EEUU en Argentina (AmCham) alertó que el proyecto que busca tratar el Congreso traerá aparejados “obstáculos al comercio y la producción”.

La declaración de la AmCham advirtió que en el proyecto “hay una simplificación en la cual se busca el no consumo de ciertos alimentos, dejando de lado la posibilidad de educar en torno a la temática en cuestión”.El etiquetado frontal en alimentos rige en países de la región como México (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)El etiquetado frontal en alimentos rige en países de la región como México (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)

Consideró que el proyecto debería armonizarse con los otros países del Mercosur y alerta que prohíbe “otras menciones nutricionales, así como está definido en la norma y no permite comunicar al consumidor productos enriquecidos o fortalecidos con vitaminas, minerales o fibra”. Y añadió también que el plazo de 180 días que otorga el proyecto para adaptarse a la ley es “exiguo” y señaló “los procesos de adaptación y transición llegan hasta los 2 años”.

En tanto, la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) emitió este año un comunicado en el que asegura que “los modelos aislados que preconizan la demonización de los alimentos, lejos de cumplir sus objetivos constituirán un daño en los consumidores al proporcionar información incorrecta”.

Mientras que el Centro de la Industria Lechera (CIL) señaló, por otro lado, que la medida pondrá a la Argentina ‘’en inferioridad de condiciones respecto de los otros países, ya que un mismo producto lácteo en la Argentina llevaría dos sellos y en Brasil ninguno”.

En cuanto a su implementación por parte de la industria, afirman que presenta efectos económicos negativos con relación a costos de fabricación y empaquetado, especialmente para las pymes; que la Argentina debe promover un sistema que se encuentre armonizado con el Mercosur y el Código Alimentario de la FAO (la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura) y que ni el modelo de perfil de nutrientes de la OPS ni su aplicación en la región tienen estudios de evidencia científica.

Cabe recordar que el proyecto de etiquetado frontal que avanza en la Argentina replica los esquemas que ya se implementaron en otros países. Chile (2016), Uruguay (2018), Perú (2019) y México (2020) son los países de la región con esquemas de advertencia similares al que se propone localmente.

En Uruguay, un estudio de UNICEF encontró que, luego de su puesta en marcha, un 18% de los consumidores optó por no comprar un producto con octógonos y un 23% se decidió por opciones libres de advertencias.

La oposición no dio quórum y fracasó la sesión

El Frente de Todos no logró conseguir el quórum necesario para habilitar la sesión especial para debatir y aprobar la ley de Etiquetado Frontaly terminó sesionando en minoría frente a la ausencia de la casi totalidad del resto de los bloques de diputados.Los diputados de Juntos por el Cambio no se presentaron al CongresoLos diputados de Juntos por el Cambio no se presentaron al Congreso

El interbloque de Juntos por el Cambio fue a la reunión de Labor Parlamentaria con la propuesta de negociar el quórum con el oficialismo “consensuando” el temario para el día martes “pero incorporando el tratamiento de la ley de promoción ovina junto al emplazamiento de las comisiones para que, en el transcurso de las próximas dos semanas, se inicie el debate de las leyes de boleta única, reforma de la ley de alquileres, emergencia educativa y el Presupuesto 2022 con la presencia del ministro de Economía Martín Guzmán”.

En el oficialismo no aceptaron y Juntos por el Cambio decidió no bajar al recinto a debatir. La Ley de Etiquetado Frontal, en diciembre de 2021, perdería estado parlamentario.

Fuentes parlamentarias señalaron que el objetivo es poder concretar una sesión especial el próximo miércoles con la inclusión de los proyectos de etiquetado frontal de alimentos -iniciativa considerada clave para educar a la población sobre los efectos negativos de los excesos de grasas, sodio y azúcares-, de régimen previsional para los viñateros y para garantizar los derechos humanos de las personas en situación de calle de la Argentina.