«Si las autoridades no impiden el ingreso de celulares a las cárceles, esto no se termina»

Jueves 07 octubre 2021

El fiscal Pablo Socca, quien imputó por asociación ilícita a una banda que actuaba para Los Monos, dijo que Guille Cantero «tiene condenas por 80 años y se lo sigue investigando»

Es agotador. Si las autoridades no logran impedir el ingreso de celulares a las cárceles esto no se termina más”, afirmó este jueves el fiscal Pablo Socca, quien integra un grupo de investigadores que encarceló e imputó a 16 integrantes de una banda que actuaba para Los Monos en barrio Godoy y que fue desbaratada en un mega operativo el sábado pasado coordinado entre las justicias provincial y federal.

Ayer todas esas personas fueron imputadas por delitos como venta de drogas, extorsiones, amenazas y balaceras.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, el fiscal remarcó: “De las 16 personas que fueron imputadas ayer, había 12 que ya estaban presas por diferentes ilícitos. La mayoría de los delitos que se les imputó fueron ordenados desde la cárcel y se pudo probar con alto grado de certeza que este grupo tributaría a Guille Cantero”.

El teléfono que encontraron en la celda del jefe de la banda de Los Monos. Foto vía Twitter: @RodrigoMiro76

El teléfono que encontraron en la celda del jefe de la banda de Los Monos. Foto vía Twitter: @RodrigoMiro76

El representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) se mostró muy crítico con la situación que parece prevalecer en las cárceles, no sólo de la provincia sino en todo el país. “Pero el éxito de esta investigación no sirve de mucho porque varias personas ya están presas y algunas condenadas. Guille Cantero tiene condenas por 80 años y lo seguimos investigando, cuando lo único que hay que tratar es que no se cometan más delitos desde las cárceles por intermedio de los teléfonos celulares”, remarcó.

El funcionario judicial no dudó en expresar su malestar por la reiteración de situaciones en las que aparecen renombrados criminales como Guille Cantero ordenando delitos desde los penales donde están alojados y por los recursos humanos y económicos que se dilapidan en la persecución de delitos sin resultados definitivos..

“Uno hace lo que tiene que hacer. Sin dudas es agotador. Si el Estado, las autoridades, no logran impedir el ingreso de celulares esto no se termina más. Es difícil entender cómo sigue pasando. Algunas investigaciones son exitosas. Por eso hay gente presa y condenada. Sin embargo, eso no impide que se siga delinquiendo desde adentro de las cárceles”, afirmó Socca.

El fiscal de la Unidad de Investigación de Balaceras manifestó que no veía solución al problema de la violencia en las calles. “Lo que está a nuestro alcance lo hacemos. Todos los delitos que investigamos en esta unidad, que tienen que ver con el crimen organizado, se preparan desde adentro de la cárcel. Es así”.