Chimenti apuesta a custodias fijas y móviles para Central, Newell’s y estaciones de servicio: «No vamos a sucumbir»

Jueves 18 noviembre 2018

La jefa de la Policía aseguró que los últimos ataques son en respuesta a “todo el trabajo que se está haciendo desde la policía y el gobierno en terminar con las bandas delictivas que tienen a maltraer a la ciudad”

La jefa de la Policía de Santa Fe, Emilce Chimenti, se refirió este jueves al ataque incendiario a la sede de Rosario Central y las balaceras contra estaciones de servicio. Aseguró que se trata de hechos de “delincuencia clara y concreta” y que se continúa investigando para encontrar a los responsables. Señaló que, entre las custodias fijas requeridas por la Justicia y las que se sumaron en la última semana por estaciones de servicio y predios de Newell’s y Central, hay más de 280 unidades afectadas.

“Ayer tuvimos una reunión en la que acordamos reforzar todo lo que está a nuestro alcance. No vamos a sucumbir con la delincuencia, hay muchas organizaciones delictivas que se encargan de hacer estas cosas”, afirmó la responsable de la fuerza provincial y de la regional de Rosario en Radiópolis (Radio 2).

Según su análisis, estos hechos “son respuestas a todo el trabajo que se está haciendo desde la policía y el gobierno en terminar con todas estas bandas delictivas que tienen a maltraer a nuestra querida ciudad”.

Entre las hipótesis que manejan, Chimenti adelantó que una de las líneas investigativas tiene que ver con que “se endurecieron muchos lugares de detención, con delincuentes de alto perfil”. “No quiero adelantar nada, pero se está haciendo un trabajo muy grande con la Fiscalía, la Agencia de Investigación Criminal y la Policía Preventiva”, sostuvo.

“Acá todos estamos de acuerdo en que no se vuelve atrás y que vamos a seguir adelante con las decisiones tomadas por el Ministerio y el Gobernador. Por eso queremos que todos los delincuentes estén presos y estamos trabajando en el tema de las armas para cortar en seco cualquier otra actividad”, aseveró la jefa policial.