Consejos y trucos caseros para ahorrar en calefacción sin pasar frío

Martes 16 noviembre 2021

Como el frío ha hecho acto de presencia y el precio de la electricidad sigue disparado, hay muchas personas que buscan trucos para ahorrar en la calefacción.

Uno de los temas más comentados en España durante los últimos meses es el que atañe al precio de la electricidad. Mucho se ha comentado sobre los tramos horarios, las facturas, las causas del encarecimiento y demás aspectos. Ahora, con la bajada de temperaturas, todo esto se encuentra presente en la cabeza de muchas personas.

Lo más importante en los hogares es mantener un rango de temperatura adecuado y evitar que se enfríe en momentos puntuales, porque aumentar la temperatura tiene un coste de electricidad muy superior al de tenerla más o menos fija.

Además, hay que buscar un equilibrio y una temperatura adecuada. Para hacerse una idea, en El Comercio ya publicaron en 2020 que «subir el termostato de 23 a 24 grados, por ejemplo, implicaría pagar 4 y 8 euros más«. Y en este momento la electricidad se encuentra mucho más cara que por entonces.

Por eso hay que tomar en cuenta que lo ideal en invierno suele ser que la temperatura se mantenga sobre los 20º por el día y unos 16º o 17º a la noche.

Existen algunos consejos básicos que todos deberíamos tener en cuenta, como puede ser el bajar las persianas por la noche y también correr las cortinas, que haya todas las capas de aislamiento posibles. Las cortinas pueden retener el sonido y también el frío.

Se debe recordar que con 10 minutos da de sobra para ventilar y lo mejor es hacerlo por la mañana con el objetivo de que el incremento de temperaturas de las horas posteriores sirva también para que se vuelva a templar el hogar.

Aislar más la casa puede significar un importante gasto y quizá ya sea tarde para recomendarlo, pero sí te recomendamos que utilices enchufes inteligentes o programes la calefacción para que esté funcionando en el horario que corresponda. En este aspecto unos enchufes inteligentes pueden serte de ayuda.

Mantener el calor en las zonas del hogar donde va a haber gente también sirve. Por eso es útil tener cerradas las puertas de habitaciones que no se usen. Además, comprueba si entra frío por las rendijas de la puerta de la calle. ¿Has visto a alguien poner una manta en el suelo justo ahí? Es por algo.

Hay que mantener la calefacción en perfecto estado para que sea eficiente. Eso significa que debe pasar por sus correspondientes mantenimientos y purgar los calefactores si corresponde al modelo. Además, lo mejor es no cubrir la calefacción en ningún caso ni poner ropa húmeda encima para que se seque.

Por último, en ocasiones hay que tomar decisiones importantes. En algunos hogares hay un sistema de calefacción general, pero quizá sea excesivo si se va a estar solo en una o dos habitaciones. Por eso, puede serte más útil comprar algún calefactor individual.