«Diego me metió en la droga y el alcohol», declaró Mavys Alvarez, la novia que tuvo Maradona en Cuba

Jueves 18 noviembre 2021

La mujer cubana, que tenía 16 años cuando estuvo con Diego Maradona declaró este jueves por la presunta trata de personas que sufrió de parte del entorno del futbolista.

Mavys Álvarez, la novia que tuvo Diego Maradona en Cuba, declaró este jueves por la mañana en los tribunales de Comodoro Py por la presunta trata de personas que sufrió de parte del entorno del futbolista en su viaje a la Argentina en el año 2001, cuando ella tenía 16 años.

«Diego me metió en la droga y el alcohol», fue una de sus primeras frases de la mujer que habló en Cámara Gesell frente a tres psicólogas. Todo lo que Mavys relató fue grabado. Además, en una sala contigua, 16 personas entre abogados defensores, querellantes y empleados judiciales, escucharon su relato.

La mujer ingresó a media mañana junto a su abogado, Gastón Marano, a un predio ubicado en la calle España al 3000, en Costanera Sur, donde funcionan dependencias del Ministerio de Justicia, y se retiró pasadas las 15.30 sin dialogar con los medios.

Fuentes judiciales confirmaron que en su alocución ratificó muchas de las afirmaciones que aparecieron en la presentación judicial que se hizo hace algunos meses. Allí reveló que la habían traído a la argentina de manera ilegal y que la operaron de los pechos sin consentimiento de sus padres, puesto que por entonces era menor de edad.

Luego, la mujer apuntó contra el entorno de Maradona, que hoy son los principales acusados en esta causa. «Carlos Ferro Viera era el encargo de traerle mujeres a Diego en Cuba», dijo con respecto al rol del ex asistente del Diez, de acuerdo a lo que reseña Infobae.

Otro de los acusados que fue mencionado por Mavys fue Gabriel Buono, ex mano derecha de Maradona. «Buono fue el que arregló el precio de mi operación de pechos con el médico. Fueron $4.000», señaló.

Durante las horas que Mavys estuvo declarando, hizo hincapié en el infierno que vivió al sumergirse en el mundo de las drogas: «Diego me hizo probar éxtasis», fue otra de sus afirmaciones. En cuanto a la relación que la unía, reveló: «A veces lo quería y otras lo odiaba».

La mujer, actualmente de 37 años, arribó esta semana a la Argentina, en tanto que todavía no fue aceptado su pedido para ser considerada querellante en la investigación, según indicaron fuentes judiciales.

La denuncia presentada en los tribunales federales pide investigar lo ocurrido durante un viaje a la Argentina de Maradona en 2001 junto a Álvarez, que por entonces tenía 16 años. En un principio hubo dos denuncias en los tribunales de Retiro por los mismos hechos, y la Cámara Federal resolvió la unificación en el juzgado de Daniel Rafecas.