Patricia Sosa la pasó mal en San Juan después del partido de Argentina y Brasil por las Eliminatorias

Jueves 18 noviembre 2021

La cantante interpretó el himno antes del partido de la selección junto a Lito Vitale, Juan Carlos Baglieto y Mateo Sujatovich. Luego tuvieron una larga espera antes de retornar a Buenos Aires

En la noche del martes, la provincia de San Juan vivió una jornada histórica para el deporte nacional. En el estadio del Bicentenario, la Selección Argentina igualó con Brasil, estirando su invicto a 27 partidos, y, que luego de una serie de los resultados aseguró el boleto para el Mundial de Qatar. Si bien no fue de las mejores actuaciones de La Scaloneta, la provincia se vio convulsionada por la presencia de Lionel Messi y el resto de los futbolistas en un clima celebratorio que se mantiene desde la obtención de la Copa América.

Antes de que empiece a rodar la pelota, en la ceremonia de los himnos, la canción patria nacional estuvo interpretada por Lito Vitale, Juan Carlos BagliettoPatricia Sosa y Mateo Sujatovich, líder de la ascendente banda Conociendo Rusia. Pasada la medianoche, la comitiva aún no había logrado ingresar al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso a Buenos Aires. Y la noticia la difundió la propia Patricia, con una serie de publicaciones su cuenta de Instagram en la que manifestó toda su bronca sin perder el sentido del humor.

La ex líder de La Torre realizó una transmisión en vivo desde la red social, que luego dejó fija en su feed. Con la señal en negro, Patricia inició una suerte de crónica periodista relatando lo que ocurría dentro de una combi en el estacionamiento del aeropuerto. “Estamos hace una hora y pico esperando que alguien nos abra la puerta. Ya pasaron los directivos de la AFA, pasaron los directivos de no sé quién de Brasil, la Selección, pero a los músicos no nos dejan pasar”, relató la mujer de Oscar Mediavilla. “Estamos acá que no damos más, Lito y Juan están re animados, Mateo está haciendo un curso para asesinar a alguien, y no ven nada porque acá está todo oscuro porque Lito quiere dormir”, agregó entre la bronca y algo de humor para pasar el rato más ameno.

A continuación, la cantante bajó de la camioneta para hablar con alguna autoridad y tener más claro el panorama. “Nos tienen que venir a buscar, cuando vino la cámara, o sea yo, rajó todo el mundo”, señaló Patricia, mostrando una panorámica del ingreso al aeropuerto. “Aparte, cantamos re bien. Esto lo tendrían que hacer si hubiéramos cantado mal”, agregó con ironía.

“Aparte, Baglietto perdió los documentos, no lo van a dejar subir al avión. Esto está tremendo”, prosiguió la actriz, bromeando con la comitiva hasta que la situación se tornó aún más desopilante cuando se cruzó con parte de La Dolfina, el equipo de polo capitaneado por Adolfo Cambiasso, con quienes pusieron en común sus desventuras y recibió elogios. “La rompiste con el himno”, se escucha que le dicen en off. “Estuvo bueno”, agradeció Patricia.

En eso estaban cuando se acercan a un personal de seguridad y le pregunta si podía ingresar caminando, pero la respuesta es negativa. Tenían que esperar que llegue el piloto y que los pasen a buscar. “¿Nosotros somos los pasajeros de quién? Me preguntan quién es nuestro piloto, ¿cómo lo voy a saber?”, protestó con cierta lógica la intérprete de “Endúlzame los oídos”, que vio cómo ingresaba la comitiva de los polistas. “Ahora se van todos los de La Dolfina y yo, como soy una Doña Nadie, no voy a ningún lado”.

Al parecer, la queja surtió efecto y Patricia recibió la indicación para avanzar. A paso rápido y sin dejar de filmarse, se mostró aliviada. “Menos mal que en esta combi es la combi del rock. El rock no ha muerto”, celebró antes de prepararse para tomar el vuelo. Y el festejo fue por partida doble. “¿La Dolfina se quedaron atrás? Chau, La Dolfina”, se burló a carcajadas al ver que le había sacado una pequeña ventaja a sus improvisados adversarios.

Pero esto era apenas un primer paso. La comitiva de músicos pudo ingresar al aeropuerto, pero faltaba un detalle: el piloto para comandar el vuelo. Sí, como si fuera el argumento de una película de humor .Y así se lo tomó Patricia, a pesar de algunos malos tragos. “Son las 2 de la mañana y recién subimos al avión y a los que estuvimos esperando no piden disculpas, nos gastan… pero como verán somos muy afortunados de ser felices y respetuosos”, escribió la intérprete en un video en la que se la ve junto a Baglietto y Vitale, camuflados con un filtro y tomándose con humor una espera que se hizo demasiado larga.