Un ladrón le robó un celular a una chica y los vecinos le dieron una tremenda golpiza

Viernes 19 noviembre 2021

Un ladrón fue retenido por vecinos que advirtieron cómo asaltaba a una adolescente en Rouillón y Gálvez. Comenzaron a pegarle piñas y patadas entre varios y lo filmaron. El papá de la chica robada habló con Telenoche sobre el doble momento de violencia

Un joven que según varios testigos se bajó de un auto y le robó un celular a una chica de 16 años que salía de la escuela este viernes en Rouillón y Gálvez, zona oeste de Rosario, fue retenido por vecinos y golpeado. La agresión fue filmada y el padre de la víctima relató a Telenoche (El Tres) que la ira era tal que si él no frenaba a la turba el delincuente «no estaba preso, lo mataban».

El hecho, doblemente violento, comenzó cuando el ladrón descendió de un auto rojo para sustraerle un celular a una alumna en la puerta de una escuela. El papá de esa adolescente contó vio «gente corriendo y una personita que estaba gritando que le robaron y da la casualidad que era mi hija». 

«Iban en un Siena rojo. Paran, bajan, la corren a mi hija y se meten adentro de una casa. Le roban el celular, le pega a mi hija en el cuello y en el hombro, le dice que la va a matar, y sale corriendo. Los vecinos lo ven e hicieron que el auto se vaya», enumeró el hombre. 

En ese momento, ya sin su cómplice para el escape, el delincuente corrió hacia Rouillón y Gálvez y ahí lo detuvieron, «él tira el celular, y salvajamente, alta paliza se comió este muchacho».

La agresión fue registrada en un video en el que se ve que entre varios, y con el acusado ya reducido, le pegan patadas, piñas y hasta lo azotan con una manguera. «Este chorro le roba a las pibitas acá en la zona oeste. No aparezcas porque te matamos», le advierten entre insultos.

Pese a la indignación por lo sucedido, fue el padre de la adolescente robada y golpeada quien intentó calmar a los otros: «Le han pegado con patadas y trompadas. Una chica muy indignada le decía «me desquito con vos por todas las veces que me han robado»».

«Que dé gracias a Dios que los paré yo, el papá de la víctima, porque sino no está preso, lo mataban», concluyó.