Variante Ómicron: Brasil cierra sus fronteras a seis países de África

Viernes 26 noviembre 2021

El país vecino no permitirá el ingreso de pasajeros que hayan estado en las últimas dos semanas en Sudáfrica, Botsuana, Esuatini (Suazilandia), Lesoto, Namibia y Zimbabue

Brasil anunció este viernes que «cerrará las fronteras aéreas» desde el lunes a seis países de África para evitar la propagación de la nueva variante de coronavirus, denominada Ómicron, mientras el presidente Jair Bolsonaro consideró que el mundo “no puede soportar un nuevo bloqueo” e insistió en cuestionar las cuarentenas por los problemas económicos que generó.

El jefe de Gabinete, Ciro Nogueira, explicó en su cuenta de la red Twitter que el país se propuso “resguardar a los brasileños en esta nueva fase de la pandemia».

La decisión de cerrar las fronteras se oficializará este sábado, pero ya se sabe que no podrán entrar pasajeros que hayan estado en las últimas dos semanas en Sudáfrica, Botsuana, Esuatini (Suazilandia), Lesoto, Namibia y Zimbabue, sin importar si tienen o no alguna vacuna.

Las restricciones recogen las recomendaciones de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), que también sugirió reclamar el certificado de vacunación covid-19 para quienes ingresan a Brasil a través de fronteras terrestres y vuelos internacionales.

Bolsonaro, en tanto, en los actos por el 76to. Aniversario de la Brigada de Infantería Paracaidista en Rio de Janeiro, llamó a “prepararse” para la nueva variante, aunque dejó en claro que el país no entrará en un nuevo cierre de actividades.

“Todo puede pasar. Una nueva variante, un nuevo virus. Tenemos que prepararnos. Brasil, el mundo, no puede soportar un nuevo bloqueo. Condenará a todos a la miseria y la miseria también conduce a la muerte. No sirve de nada asustarse. El encierro no fue una medida adecuada. Como resultado de la política de `quedarse en casa y la economía veremos más adelante´, vemos ahora los problemas que tenemos”, remarcó.

La nueva variante de coronavirus denominada Ómicron, detectada por primera vez en Sudáfrica, fue calificada hoy de «preocupante» por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante su «alto número de mutaciones» y capacidad de propagación.

El cierre de fronteras es una medida que ya anunciaron otros países, entre ellos Estados Unidos y Canadá y toda la Unión Europea, en el caso del bloque en principio por dos semanas.